RSS

Fotos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 6, 2011 en Fotos

 

Fotos

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 6, 2011 en Fotos

 

Presentación

c0n0scenZa.power point

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2011 en Presentación

 

Entrevista con el D.R Víctor Alejandro Payá Porres

TATUAJE MAOR

ENTREVISTA CON EL DR. VICTOR ALEJANDRO PAYÁ PORRES, SOCIÓLOGO Y CATEDRÁTICO DE LA FES ACATLÁN.

TEMA: EL TATUAJE.

El Dr. Alejandro Payá es un sociólogo que se ha ocupado de la investigación del tatuaje dentro de las prisiones en la ciudad de México mediante un trabajo etnográfico. El Dr. Payá logró mediante un contacto directo con los presos al interior de las cárceles más peligrosas de la ciudad, como la prisión de Santa Marta Acatitla realizar investigaciones acerca de diferentes temas que permean la vida carcelaria, entre estos temas el tatuaje. Es por esto que realizamos una entrevista profunda con él, en la cual nos brinda una información muy interesante y de bastante ayuda para nuestra investigación “El tatuaje como símbolo que vincula”.

Entrevistadores: E1 Ingrid Campuzano, E2 Marco Tercero, E3 Jokabeth Cabañas y E4 Josué Espiricueta.

E1 Ingrid:

Lenguaje como imagen, no es lo que conduce a la transgresión sino representa lo que podrían ser las prácticas, las actividades de un grupo que comparte, es una marca social. Podríamos decir un poco como comenta un psicoanalista Bruno Beteley en un texto que se llama “Heridas simbólicas” que eso es, una marca simbólica una marca significante que permite ser lazo social, es decir, es como en un momento determinado la bandera, la bandera es un emblema, es un símbolo, que concentra de alguna manera la nacionalidad, el patriotismo, la mexicanidad, es decir, en esa tela digamos, con esos colores, puede estar representada toda una nación, cuando la gente muere por la bandera, no muere por un trato digamos, muere por esa nación y efectivamente y otorga cierto tipo de identidad. Entonces el caso de San Judas Tadeo yo no lo he estudiado completamente, no es el mismo que pudiéramos ver ahora con los tatuajes de la Santa Muerte. San Judas Tadeo es un santo que se le denomina el “Santo de las causas difíciles” un poco ahí lo que dice la propia catedral del santo. Y efectivamente en ese sentido fue como adoptado por grupos que están en un elemento de vulnerabilidad, pero también de riesgo, que son generalmente, se  encontraba muchísimo en bandas y en grupos al interior de la prisión que es donde yo lo encontraba muchísimo más, casi no hay preso que tenga cierto tiempo de sentencia que no tenga un tatuaje de San Judas Tadeo. San Judas Tadeo todavía es un santo que no empuja a la transgresión, nadie roba y va y le agradece a San Judas Tadeo.

E1 Ingrid: Como el caso de la Santa Muerte en el que si sucede eso.

Dr. Alejandro Payá: Como el caso de la Santa Muerte sí, en efecto.

E1 Ingrid: Pero entonces se tomaría esto como un auge o como una especie de protección. ¿Cómo lo toman los presos al santo?

Dr. Alejandro Payá: Los presos, cada una de sus imágenes religiosas, en principio el preso tiende a ser muy religioso y entonces uno se preguntaría paradójicamente ¿por qué es tan religioso? Pero es la única manera que tienen muchas veces de ver la vida, de una manera generalmente simplificada y dicotómica, es decir, de alguna forma para ellos…

E2 Marco: ¿De amortiguar la conciencia moral?

Dr. Alejandro Payá: Sí, la amortigua y amortigua un poco la culpa, aunque va ir de manera dicotómica, digamos lo bueno y lo malo, y de alguna forma darle un sentido a la vida a través de esa imagen simplemente, entonces el diablo es el que tiene las representaciones del mal y por supuesto dios, los divinos rostros, las vírgenes de Guadalupe, los santos, tienen que ver con el bien, pero es de donde se tratan de sostener. Entonces el sujeto que es muy transgresivo, pero que no le otorga sentido a esa transgresividad, se la trata de otorgar de manera religiosa, a través de ese bien, y de ese mal. Es decir, incluso el tipo que comete un crimen tiene que de alguna manera justificarlo, meterlo en el elemento simbólico, a pesar de que por ejemplo el tema de la muerte es un tema casi irrepresentable, eso se representa a través de rituales fundamentalmente o a través de imágenes en toda cultura. Cuando los sujetos son muy transgresivos y están en estas fronteras con la muerte digamos, tienen que otorgarle un sentido, algunos criminólogos llegan a llamarle a esto las técnicas que son “de neutralización” ante los actos delictivos siempre hay una especie de justificación “él tiene mucho dinero, yo lo golpee porque él se resistió, etc.” entonces podríamos decir que parte de esta religiosidad son de sujetos que no han sido sostenidos en el universo simbólico a través digamos de la familia, a través de una orientación entre el bien y el mal, que se da desde muy pequeños, es decir, los tabúes se dan desde muy pequeños en todas las comunidades y en todas las sociedades. ¿Y cuáles son los principales tabús? Bueno el tabú que tiene que ver fundamentalmente con la regulación sexual en todas las sociedades, y el tabú que tiene que ver con el tema de la muerte fundamentalmente el “no matarás” parece una trivialidad pero no lo es, es decir, el sujeto que no respeta a la hermana, o el padrastro, o el padre que no respecta a la hija, y que se van desdibujando los lugares, que son lugares parentales, pero también estructurales, genera de alguna manera estos elementos de mezcla corporal, por lo tanto terrenos fértiles para la violencia.

Hay un tatuaje igual que por ejemplo yo observaba en un preso en donde ponía la padre y la madre juntos, pero a la madre con los senos descubiertos, y él dice “esta es mi mamá” eso podría mostrar aunque sea de una manera muy inconsciente, este elemento de cercamiento que muchos de ellos tienen de reverencia ante la madre, a la cual santifican. Una madre completamente santificada impide que el sujeto incluso se relacione con la mujer, a menos de que la destruya, porque para que podamos, digamos, el hombre acercarse a la mujer tiene que ser querido por la mamá, querer a la mamá pero también taguar a la mamá, prohibirse a la mamá, y eso lo da una función que generalmente los psicoanalistas llaman “paterna”.

El origen de la transgresión está en el origen de transgredir las primeras reglas del juego de la vida que son el tema de los tabúes. Por eso es que la Santa Muerte es una especie de desdoblamiento, de estas madres santificadas, porque ¿cómo se le dice a la santa muerte? Se le puede decir “la santa señora de la guadaña”, se le puede decir “madrina”, “niña blanca”, “la novia” entonces es un santo que de alguna manera va retomando el elemento materno, pero además el elemento de niña o de novia, se le carga, se le besa, se le da de fumar mariguana igual que el sujeto, entonces ahí puede uno observar sociológicamente que esta representación es transgresiva porque de alguna manera tiene ya estos elementos en sus esbozos, en su manera digamos de operar, no porque “a mí no me guste, porque sea muy fea la muerte” el tema de la santa o la muerte santa es un tema que tiene que ver con la iglesia católica, esta inversión de la muerte santa a la santísima muerte surge al menos de los mapas que yo vi de algunas personas que venían a investigar aquí, extranjeras, tenían mapeado que los principales altares aparecían en ciudad Nezahualcoyotl, en Iztapalapa y fundamentalmente en el centro de Tepito, ahí es donde nace.

No hay una adoración mecánica, la gente puede adorar a la Santa Muerte porque salió de alguna enfermedad, pero es muy cercana a la temática de la violencia y de la transgresividad. En donde la muerte está mucho más cercana, sin duda, y yo la vi por primera vez, la representación en 1998 en Santa Marta Acatitla, en la vieja penitenciaría de Santa Marta, es donde yo por primera vez la veo y la veo como macho y como hembra. Y de hecho saco algunas fotografías, la Santa Muerte hembra y la Santa Muerte macho que trae una guadaña, la hembra trae un mundo y la balanza.

E1 Ingrid: ¿Y cada una significa para el sujeto algo en específico?

Dr. Alejandro Payá: Yo tenía en ese momento que la estaba investigando la conjetura de que había como dos maneras de percibir la muerte por parte de los prisioneros en ese momento, una era una manera un poco más erógena,  gozosa, “si me va a llevar la muerte que me lleve de una vez” “tómame en tus brazos” los dichos de que “la muerte no duele lo que duele es que se la den a uno poco a poquito”, todos estos dichos que aparecían en los presos aparecía como una muerte muy seductora, o la muerte macho es esta muerte que se le infringe al otro, a la guadaña, la que se corta el hilo de la vida, parecería que su origen sería una dualidad que después se convierte en una especie de ser andrógino, habría que seguir estudiándolo.

Entonces la transgresividad de la Santa Muerte se puede en sus propias prácticas, cómo se adora, qué es lo que se le pide, qué se le invoca, cómo se le viste, de qué materiales está hecha.

E1 Ingrid: De hecho lo que tenemos con estas prácticas, rezos por parte de la gente a la Santa Muerte para la muerte de sus enemigos, rezar las balas para no fallar y pedir porque sus enemigos tengan una muerte rápida sin sufrimientos.

Dr. Alejandro Payá: Tendríamos que nosotros mismos platicar en alguna otra ocasión en su momento que todo ritual tiene estos. De hecho nosotros también muchas veces los tenemos y pedimos o no participar en ellos porque nos parecen sospechosos. Yo muchas veces en clase trabajamos y ponemos una cantidad de ejemplos de esos, a ver dame un trocito de tu cabello y una foto y a ver con una veladora negra, ahí hay un elemento de una extensión lloica, hay un elemento metonímico donde la parte hace todo, que está explicado desde la perspectiva antropológica y lingüística, es decir, nosotros asociamos cosas, asociar por ejemplo la tierra de panteón con las balas y con algún rezo, habla de que la tierra de panteón tiene que ver con que no falle la muerte, la invocación de lo que evoca además la palabra. El ritual tiene que ver con metáforas, es decir, con decir unas cosas a través de otras y con metonimias, con elementos que hacen la parte al todo, eso lo ha trabajado la sociología de la religión cuando se sabe por ejemplo que en un clavo de Cristo está toda la irofonía cristiana, o en una gota de sangre, o en una ostia o en una imagen que aparece. Es decir no somos muy diferentes en el operar, lo importante es observar que tipo de prácticas son las que van a ser esas representaciones de esos cultos, cuando nos la ponemos en el cuerpo generalmente hacemos comunidad, como cuando los invitan a ustedes a comer y hacen comunidad a través del alimento, eso también lo han estudiado los sociólogos y los antropólogos, compartir una misma comida dice Durkheim por ejemplo “es renovar la sangre y la carne del grupo” como cuando se comparte la ostia. El problema es ahora que hacemos los sociólogos cuando dice por ejemplo alguien que un sicario se fuma al muerto o le lame la sangre al otro, es decir este tipo de rituales los tenemos que también seguir investigando bajo qué tipo de grupalidad como yo les digo prácticas sociales, qué es lo que representan y hasta dónde otorgan sentido pero también comunidad, son cosas que tenemos que estar pensando porque parecerían ser muy similares de repente, en algunas comunidades se pueden moler los huesos de a lo mejor algún jefe y en un ritual beber en una jícara para dar la fuerza o comer la carne de algún cadáver para acelerar el proceso del duelo que va dentro del elemento de la putrefacción que va del cadáver a los huesos, como dicen los antropólogos de lo blando a lo duro, de la carne al hueso, pero comer esa carne para esas comunidades tiene un elemento cultural muy importante, es decir, afianza el sentido de la comunidad, su cosmogonía, sus mitos, sus creencias y la reproducción del propio lazo social. Entonces habría que estudiar qué es lo que reproducen este tipo de comunidades y hasta dónde se contraponen como sociedad con otras comunidades.

Voy a tratar de sintetizar, entonces el tatuaje sea de San Judas Tadeo o de la Santa Muerte es un símbolo sociológico, es un símbolo de grupalidad, es un símbolo social.

E1 Ingrid: Y bajo este contexto de la lectura de los tatuajes ¿cómo podríamos nosotros ubicar los tatuajes típicos de una persona de ya estuvo presa? O bueno por ejemplo yo tenía entendido que había una especie de redes o de telaraña en los codos que quería significar que ya había estado esa persona  presa.

Dr. Alejandro Payá: Sí, hay una especie de tatuaje mira, que a ojos de todos. A mi esa pregunta me ha costado mucho trabajo explicar hasta donde por ejemplo un tatuaje como estos que sabemos que es de prisión (señala unas fotografías de tatuajes) estos tatuajes son de prisión, probablemente un tatuaje como éste que está hecho de manera externa ya no es tan fácil de identificar, osea vean, éstos tatuajes son muy propios de la prisión, mira estos (señala una fotografía) ésta es una Santa Muerte abrazando a un caballo, éste trae los nombres de los hijos, éste trae una Santa Muerte, ésta es otra Santa Muerte en una pierna de una prisionera, éste es un diablo devorador de almas que lo amplifiqué. ¿Cómo distinguir? Tu pregunta es cómo distinguir a lo mejor un tatuaje por ejemplo que se hace alguien en Plaza Coyoacan o en Plaza Galerías de un tatuaje del que está en cana ¡canero! y sin embargo se distingue y hay tatuajes muy bien hechos ¡eh! y sin embargo se distingue, un tatuaje probablemente, ésta muchacha por ejemplo (señala las fotos) se los hizo con grupos, con grupos digamos los que venden artesanía, que les llaman artesanos, ella misma se llamaba artesana, entonces podemos ver que es un poco diferente el tatuaje, ésta mujer se tatuaba éstas gárgolas por ejemplo, entonces primero habría que ver, a pesar de que las técnicas están cambiando en prisión, las técnicas pueden ser mucho más rudimentarias, en prisión en principio el tatuaje no tiene que ver con su belleza en el sentido del prestigio.

E1 Ingrid: No es estético.

Dr. Alejandro Payá: No necesariamente es estético, si alguien viene de Lecumberri todavía por ejemplo lo que llamaban un mamá abeja, carnero presidio, el tipo que está en Santa Marta y que vino de Lecumberri, a lo mejor tendría que ser ya una gente vieja, tendría que ser un Lecumberri por 76 o una persona que yo conocía que tenia tatuajes de Islas Marías era muy respetado porque venía de un lugar importante, digamos como de supervivencia, el viejo lugar de la violencia, Santa Marta es una prisión muy violenta, no sé ahora, pero yo estuve ahí hace diez años y era una prisión que tenía una estadística de tres picados diarios, ese es un elemento fuerte de inestabilidad al interior de las prisiones, la violencia es inimaginable.

E1 Ingrid: ¿Cómo logra usted acercarse a esos individuos? Supongo que es difícil.

Dr. Alejandro Payá: Dando clase, me metí como profesor y a partir de ahí ellos tenían mucho respeto a la figura del profesor, yo estuve tocando puertas dos años antes de hacer la primera investigación, por dos años no pude entrar hasta que pude entrar fui al centro escolar que me contrataron para dar un curso de cuento y a partir de ese curso yo llevaba cuentos muy cortos, yo fui variando las modalidades porque el grupo varía mucho, a ellos les interesa sacar un papel que es el beneficio de preliberación, a mí de momento me interesaba sacar historias y los hacía escribir en principio y por el otro lado ellos tienen, no sé si fue suerte pero la figura del profesor universitario ellos la tenían muy respetada.

E1 Ingrid: Con eso logra acercarse usted a ellos.

Dr. Alejandro Payá: Yo me acerco con ellos, yo les respeto el anonimato, yo nunca doy información de más a la autoridad, porque ese fue el acuerdo también con la autoridad, es en el trabajo etnográfico, en la entrevista  siempre tiene que ser voluntaria, en México tiene que ser voluntaria, en algunos casos en Estados Unidos se llega a pagar pero con todo eso puede de alguna manera mal obrar, te pueden inventar cosas si pagas más bien en México.

Ingrid: ¿Lo delitos de los presos tienen algún simbolismo dentro de los tatuajes?

Dr. Alejandro Payá: Si lo tienen, yo no estudié esa parte porque yo no pregunté qué delito en general cometían, alguna vez lo vi por los expedientes después de hacer las entrevistas no antes, para no predisponer absolutamente nada. Yo lo que les puedo decir es que los tatuajes efectivamente refieren hacia ciertas dimensiones de realidad, por ejemplo, los tatuajes que tienen que ver con los nombres de las personas en las mujeres, yo te puedo decir con una conjetura después de muchos años que uno se da cuenta de que una mujer que ha tenido cuatro cinco parejas, cinco seis hijos de distintas parejas, que tiene una sentencia por ejemplo de quince años tiene a veces la ilusión de juntar a esos hijos que a veces ya ni siquiera se conocen y no los puede juntar más que en el cuerpo, entonces parece ser que es una solución imaginaria ante una imposibilidad en el mundo simbólico por decirlo rápidamente, parecería, ésto haciendo una conjetura, pero me parece muy cercana. Tiene que ver con la pérdida también, la ausencia de sus hijos, con la ausencia de la pareja que las mujeres se ponen con nombres, tan es así que a veces tienen sus propias parejas mujeres se enojan y tasajean el tatuaje, de forma tal que nosotros podemos ver que el tatuaje es algo vivo, de hecho uno cuando hace un grupo de amistad está identificado con el otro, identificar con el otro implica de alguna manera que llaveamos algo de él nosotros incorporado, por eso es que siempre está el tema del amor y el odio juntos, en las separaciones y está el tema del duelo que es la desincorporación para decirlo rápidamente, entonces llevar un tatuaje que representa a otra persona, pues yo llegue a ver muchos tatuajes tasajeados de hombres y de mujeres donde “la mujer me engaño” me decía alguien u otro simplemente “nos separamos” y tasajeaban el tatuaje. Pero el tatuaje es un pequeño rito de elaborar esa pérdida, osea cualquiera de nosotros que tenga una perdida, que se separe, de una muerte o un abandono sufre al dolor y ese dolor a veces hay que ritualizarlo.

E1 Ingrid: Es la necesidad de los seres humanos entonces de expresarlo de alguna manera ¿no? que sea implícito en el cuerpo.

Dr. Alejandro Payá: Porque hay cosas que son más o menos irrepresentables, en antropología el ritual es lo que casi no se puede representar ¿cómo representas el paso de la niñez a la adolescencia en las comunidades? les llaman ritos de pasaje los antropólogos, pues cada comunidad resolverá ese rito de pasaje, nosotros por ejemplo todavía aquí en las colonias populares se observan los quince años pero los quince años es una manera de desagregarte de un lugar para agregarte a otro, por eso es un paso, pero aquí lo tenemos también en el examen profesional como un rito de paso aunque sea mucho más débil, pero el desagregarte también como estudiante para licenciarte requiere una disciplina, requiere a veces estar en soledad para trabajar en la tesis, requiere dominar las angustias, requiere que los profesores zaranden y después todavía va el examen va el ritual y después pasas del otro lado donde se festeja.

La sociedad moderna tiene muchos rituales también que tienen que ver con estas maneras de agregar, desagregar, de resimbolizar, resignificar elementos que van de un lugar a otro. Vean la importancia que tiene por ejemplo el que ustedes se casen por ejemplo, el tener un hijo, porque el tener un hijo de alguna manera terminan de ser hijos, el que tiene un hijo muere como hijo y tiene que sostenerse como padre o como madre, de ahí las angustias terribles más allá del dinero, eso tiene que ver con qué es lo que nos sostiene, qué es lo que sostiene a una madre y a un padre que permita reconocer el cuidado del otro y encaminarlo y además a tus papás los conviertes en abuelos, de forma tal que las estructuras se mueven, la gente nos reímos “ya eres abuelo… ¡no! que me diga tío y no sé qué”, porque esto implica reconocer el paso de la vida también, el nacimiento, la vida y la muerte, entonces de ahí la importancia de los rituales.

Regresando a ésta parte del tatuaje tu vas a encontrar que hay muchos tatuajes que tienen que ver con separaciones, lápidas que se ponen, lo que escriben en las lapidas.

E2 Marco: Epitafios.

Dr. Alejandro Payá: Los epitafios sí, entonces la pérdida está muy fuerte, los presos tienen una expresión popular cuando están deprimidos, o muy deprimidos porque la familia se va o la novia se va incluso cuando se va de la visita y le llaman “el carcelazo”. Las mujeres a veces no pueden dormir ¡días! no se levantan o regresan a la cama, éstas depresiones que tienen en ésta expresión popular el famoso “carcelazo” a veces aparece también en tatuaje, tienes tatuajes que tienen que ver con identidades institucionales como son lo que yo les ponía ahí “los corregendos” es decir los correccionales, ahora el tutelar de San Fernando hace poco entré, hace como unos ocho meses entré al tutelar de San Fernando y los muchachos hacen una cosa que, yo no podía platicar con ellos, porque nada más me dio el paso el director pero ellos se abren la piel y se la van jalando digamos con unas iniciales y se la dejan infectar y aguantan la infección de manera tal que se haga la protuberancia. Para todos nosotros esto es como inentendible por eso lo primero que hay que hacer es tratar de rescatar la voz del otro y después leer algunas cosas sobre el simbolismo que pueda tener ese más allá de la estética. Entonces son elementos de identidad que dan institución, que dan las bandas, que es parte de esto “el barrio 13”, el nombre del hijo, entonces en tatuaje va remitiendo a los escenarios de vida, eso es bien interesante, osea uno no va a marcar el cuerpo así nada más porque sí, y aunque lo marcara así no más porque sí, uno puede preguntar en qué momento, en qué tiempo y espacio, de hecho alguna gente dice “bueno yo estaba borracho vi una imagen bonita y le dije a alguien tatúame” pero por lo pronto ese otro alguien habla de comunidad, entre el tatuador y el otro. No hay tatuaje que no sea para un otro, para inscribirse en el vínculo con el otro y escribir tu cuerpo, decorar tu cuerpo, investirlo simbólicamente hace de tu cuerpo algo social, entonces tienes tatuajes grupales, tatuajes que tienen que ver con identidad, tienes tatuajes que tienen que ver con ritos de separación, de abandono, de duelo, tienes tatuajes como ejemplo ese (señala una fotografía) de diablo devorador de almas, lo que se ve en la imagen es que aquí hay rostros, están rostros incorporados en el cuerpo. Yo interpreto ese tatuaje que es un tatuaje también muy de las prisiones a nivel nacional como un tatuaje que representa el elemento persecutor y paranoide de la prisión, porque osea la fotografía no es el dato en sí, ese dato se tiene que construir, la imagen no la sabemos sacar tan fácil de lo simbólico, la imagen puede ir para cualquier lugar, para irla cerrando necesitamos la voz del otro, y luego estudiarlo.

Si alguien me dice “la prisión me come” “este lugar come” pero matar a otro es comérselo o abusar sexualmente también, lo tenemos en la palabra igual que “en este lugar no se confía, en este lugar no se puede dar la espalda” en la propia palabra, en el propio discurso están las prácticas sociales pero no solamente eso, el tatuaje nos habla de que si este diablo es el diablo devorador de almas nos habla de este elemento paranoide, persecutorio que genera la institución, entonces ustedes pueden ver que hay tatuajes que el sujeto no lo sabe el dice “eso me representa a mí” o a veces la interpretación va mas por el lugar del sujeto, queremos darle tiene que ver con el duelo, tiene que ver con la pérdida, uno trabaja más o menos el papel del ritual o a veces ese tipo de tatuajes son del orden más de la fantasía inconsciente pero que está ahí, tampoco el inconsciente está muy escondido ¡eh! generalmente el inconsciente está como dice un psicoanalista “siempre está afuera, siempre lo estamos poniendo” sino ya lo sabemos como cuando alguien nos dice “no creas que te ves muy mal con ese peinado, pero yo diría…” entonces el “no creas que te ves muy mal” ya nos dice que el otro nos quiere decir en un buen tono que si nos vemos mal ¿no? entonces como ustedes pueden ver refieren a muchísimos elementos. El deseo de una muchacha de desear el que no quería ser mamá pero que está representando de otra manera el nacimiento de un hijo, etc., así son las interpretaciones, las interpretaciones no son muy ricas tampoco hay que juntar muchas y después jugar, a ver animales con alas, sexualidad, por temas, y después tratar de ir trabajando en esto, a dos niveles, un nivel por temas de todos los presos lo que es la religiosidad como me lo empezaste a preguntar y luego por historias de vida de manera diacrónica, la historia, profundidad, extensión, esta es la manera como se puede trabajar la etnografía.

E1 Ingrid: ¿El tatuaje de la lagrima? (señalando una fotografía en la que aparece una persona con una lagrima tatuada en la mejilla)

Dr. Alejandro Payá: Bueno miren, las lágrimas cuando yo las empecé a estudiar era un elemento muy estigmatizante entre los presos. Cuando yo entré a Santa Marta, las bromas cuando yo preguntaba quién tenía tatuajes eran “que le enseñe el tatuaje que tiene fulano de tal en las nalgas que es un ratón que simula entrar a guarida” y se reían todos, y bueno uno apunta en un diario de investigación y ese tatuaje junto con el de la lagrima después yo me vengo a enterar que lo portan sujetos que habían sido violados y que después incluso eran tatuados, entonces es un tatuaje muy estigmatizante. Pero el tatuaje por ejemplo de esta mujer que lleva las lágrimas (señala la fotografía) viene del barrio 13, estuvo en Los Ángeles pero después en Ciudad Neza también ahí reproducen como el barrio era una lágrima por cada muerte que ella había infringido. Entonces también como ustedes pueden ver el significante, la imágenes un significante, no está cerrada de significado, es algo abierto, y quién lo cierra, lo cierran los contextos.

E4 Josué: Osea se puede decir que dependiendo el lugar es el significado que se le da al tatuaje.

Dr. Alejandro Payá: Podría ser, aunque en este caso las lágrimas que aparecieron con las Maras también como elemento se extendieron muchísimo, hoy podríamos decir que las lágrimas tienden hacia esto ¿no? yo no sé ahora si exista un tatuaje muy estigmatizante de los presos no lo sé. En su momento llegue a entrevistar a un sujeto que tenía un tatuaje de una lagrima y yo le pregunto que qué tiene en la cara y él se perturba mucho, éste era un preso considerado de alta peligrosidad en ese momento, entonces yo varío la pregunta, hay cosas que se tienen que llevar de manera indirecta, porque luego no están dispuestos a hablar.

E1 Ingrid: Pero entonces ¿no obtuvo respuesta de ese preso que tenia la lagrima tatuada?

Dr. Alejandro Payá: No, no la tuve la respuesta, hubo perturbación, entonces yo le dije “creo que es un corazón verdad” y me dice si “si es un corazón” y yo cambio inmediatamente el tema, claro que quise empujar yo un poquitito pero yo nunca obtuve un testimonio directo, todos esos testimonios fueron indirectos.

Me habías preguntado algo al principio bueno no, no hice el trabajo de que si robaban o si era fardera la mujer, etc., como reconocer a un violador que se pone cierto tipo de tatuaje aunque existe. Como pueden ver no son muchos temas sexualidad, amores, muerte, duelos, identidades, grupales, institucionales, sociales, el preso a veces un hombre sin mujer es alguien que ha tenido vidas muy caóticas, tratan de darle un sentido a la vida  través de su cuerpo, yo se los decía en términos religiosos pero a veces van marcando su vida tratando de darle este sentido, las mujeres que se ponen por ejemplo una rosa ahí (señala la parte superior del pecho), ellas dicen antes de que me pusiera mi tatuaje yo no era nadie pero desde que me puse mi tatuaje ya se me quedaban viendo en la banda, es también el tema del deseo del reconocimiento del otro “yo en mi familia era el patito feo pero cuando me empecé a poner mis tatuajes…” son marcas de distinción también, maneras de entrar en el mundo del deseo de los otros, es decir, porque eso no es voluntario, nadie puede decirle a otra persona “quiéreme” nadie pero todos queremos establecer vinculo de la mirada y del deseo del otro, eso es parte del orden humano. Decorarse el cuerpo, maquillarse, ponerse un arete, un pearsing, etc., tiene que ver con diferenciación, como diría un antropólogo Malinowski  con la magia del amor, cuando él estudiaba a los trobriandeses decía que él estudiaba que era lo bonito, la belleza para el trobiandes, el decía que ni a las mujeres ni a los hombres les gustaban los ojos grandes y va poniendo varias características, ni los alvinos, y bueno etc., pero aquellos hombres y mujeres que eran feos sobre todo hacían magia del amor, y qué era eso, pues saber bailar, ponerse flores y fragancias, es decir, no somos muy diferentes de esto que estudia Malinowski.

El tatuaje también tiene ese elemento erógeno o de miedo.

E3 Jokabeth: Y si te lo pones es porque quieres que te vean.

Dr. Alejandro Payá: Sí o incluso quieres causar un efecto, el que sea, como el muchacho que sale en el metro y dice bueno “acabo de salir de prisión, yo no quiero robar” que es un discurso muy bien hecho digamos en el discurso de chantajear un poquitito muestra su cuerpo uno voltea y dice “no ese chavo si es delincuente, viene pesado” pero quiere redimirse, le juegan a uno con esto y su mismo discurso hace que se generen ciertos pensamientos contradictorios.

E1 Ingrid: Pero con miedo para amedrentar a la gente.

Pero más vale que alguien te cause miedo a través de este. Bueno como ustedes pueden ver es una temática bastante interesante, es la idea por ejemplo de los tres puntos, eso se ha dado mucho ahora, son los famosos tres puntos de la vida loca (señala una fotografía donde aparece un tatuaje de tres puntos en la mano de un sujeto) pero cada quien los interpreta como quiere, generalmente esos tres puntos los encontrábamos en los tobillos, en los brazos.

E4 Josué: Igualmente significa también la parte del cuerpo donde esté tatuado.

Dr. Alejandro Payá: No hay una clara geografía en el cuerpo, aunque si no encontramos vírgenes de Guadalupe de la cintura para abajo.

E1 Ingrid: ¿Ni en los pies, bueno no es tan común no?

Dr. Alejandro Payá: No, no es tan común, si puede haberlas, es algo también muy voluntario pero se le da la espalda o se le da los brazos, la parte superior del cuerpo ¿no?

E1 Ingrid: Sería como una especie de respeto ¿no? hacia la imagen.

Dr. Alejandro Payá: Por supuesto, sí, si yo le encuentro en una nalga a una mujer “hecho en México” tiene un elemento un poco juguetón, de ironía, erógeno, pero nunca vas a encontrar ahí una virgen, pero si ese sello y otras cosas que uno encuentra. La mujer tiene mucho el sentido erógeno, aunque paradójicamente los tatuajes más impresionantes se ven siempre en hombres, los mejor hechos.

E3 Jokabeth: Y por ejemplo ¿cómo hacen en la cárcel los tatuajes? ¿si lo hacen como lo mencionaban  a la rudimentaria también en la cárcel para mujeres?

Dr. Alejandro Payá: Mira siendo honesto la verdad yo nunca vi cómo se los hacían, pero platicamos con una tatuadora, esa mujer decía que tenía una maquinita y hay dos o tres personas que tatuaban en Santa Marta, mujeres, pero en Santa Marte la vieja, porque ahorita están Santa Marta de hombres y mujeres nuevas, de esto tiene como diez años. La vieja Santa Marte que es me parece de finales de los años 50 que está cayéndose, que tiene una cantidad de presos sentenciados importantes algunos de ellos llegaban a decir que ahí y en Lecumberri podían hacerse tatuajes con cuerdas de guitarra y con tinta directamente sobre la piel.

Un elemento que hay que estudiar también es el cuerpo, el ritual y el dolor. Se los hacen afuera, se los hacen adentro, y las técnicas generalmente es con maquinitas, yo nunca las vi, pero maquinitas que sacaban motorcitos, ellos así lo decían, que sacaban de grabadoras, de distintos aparatos eléctricos; Algunos medio explicaban que las plumas BIC quien sabe cómo les ponían un alfiler, les ponías esto y que servían de guía, no son guías muy precisas, pero por eso no son tatuajes tan precisos, través un elemento ahorita pensando sobre la marcha de cómo diferenciar es la precisión del tatuaje, pero aún así hay tatuajes que uno puede ver los divinos rostros perfectamente bien hechos, que tienen una cierta estética y uno dice “ese no es de prisión” por eso la pregunta es muy difícil.

E1 Ingrid: Podría pensarse que son más toscos, más rudimentarios.

Dr. Alejandro Payá: He querido yo buscar alguna característica porque sí, sí hay unos muy toscos, por ejemplo esta mujer se quejaba, por ejemplo vean ésta mariposa es muy tosca (señala una fotografía de un tatuaje en la espalda baja de una chica) y tenía unas flores en el pecho más toscas, dice que se durmió con la droga y un compañero la tatuó y ella misma le dijo “está bien tatúame” y cuando se despertó al otro día decía “están bien feas mis flores, etc.”

Pero hay tatuajes muy bien hechos y uno dice “ese tatuaje de todas maneras es de prisión” ese tatuaje por ejemplo de ese diablo (señala la fotografía) si uno lo ve amplificado en la computadora y todo es un tatuaje muy bien hecho, pero para uno es muy difícil encontrarlo afuera, aunque ahora ya cada vez más ves éstas imágenes diabólicas, pero son muy estilizadas y además la manera en como son colocados los tatuadores, vas viendo la piel como una pintura, como un lienzo, es decir, en principio el cuerpo del prisionero es un cuerpo que cuando yo hablaba de este desorden de alguna manera se va poniendo en los huecos que van quedando, lo cual habla de que no está viendo a su cuerpo como este lienzo que ahora se ve de manera estética ¿no? “yo quiero en la espalda esto y en los brazos esto” y van encajando, van embonando bonitos los tatuajes como en una sola pintura, son como imágenes fugaces que se van poniendo. Por eso yo hablo de esta falta de sentido, por eso muchos tienen un anclaje religioso, pero también tienen el elemento de las mujeres que recuerdan a los hijos, a la familia; el tema de la telaraña por ejemplo es un tema que tiene que ver para ellos con el tiempo.

E1 Ingrid: ¿El tiempo que pasan en prisión?

Dr. Alejandro Payá: Así es, es una manera muy interesante de representar al tiempo, se ponen telarañas en comisuras, en los recovecos del cuerpo, en los codos.

Pero un día hay que preguntarse la idea del tatuaje también desde la teoría, el hombre es tiempo, es espacio, es contexto, es cultura, es institución, es grupalidad.

E1 Ingrid: Y es también lo que yo le comentaba sobre cómo en la actualidad en la ciudad de México se ha dado un gran auge a partir de éste movimiento llamado discriminadamente de los “tepiteños” que son éstos grupos que tienden a estar muy apegados a la religiosidad por parte por ejemplo de la virgen María, San Judas Tadeo y sí, se ponen inscripciones en su cuerpo, tatuajes, de estas imágenes, pero ya es algo muy visto. Es decir nosotros no podemos subir al metro sin ver dos o tres tatuajes por lo menos, de santos.

Dr. Alejandro Payá: Porque la cuestión es, por ejemplo, la virgen, observándola, la virgen a veces trae la bandera nacional atrás, ese es un símbolo sacro, patriótico y profano, aunque también tiene su elemento, es como una búsqueda de identidad o de anclajes de identidad, es decir, tú tienes el escudo nacional, la virgen de Guadalupe, la bandera aparte de la cuestión religiosa o un logotipo de los Rolling Stoons, son como sumergidas a la idea de preguntarse, todos nos hacemos esa pregunta y mucho mas ellos que tienen vidas destruidas, o muy violentas, que no son muy orgullosos de su parentela o des sus pasados, por lo tanto “por lo menos soy mexicano”. Un tatuaje que apareció en las cárceles americanas que nosotros encontramos de los que venían de Santa Marta de cambio a esas cárceles tienen “orgullo mexicano”, claro allá es más racial y te das cuenta que el grupo lo hacen por el orgullo a la identidad nacional. Por ahí tengo yo la foto de un hombre que tiene en el abdomen “Distrito Federal” (señala la foto) y estas tres estrellas de abajo son mis hijas, hay un elemento de algo que me ancle en la vida y que me sostenga además, esos hombres entran a la vida nuevamente y regresa esa parte transgresiva y van marcando la vida como pueden con sus recuerdos etc., te digo esto del tiempo porque había hombres por ejemplo que tenían un reloj, había en Santa Marta un hombre que tenían un reloj de arena y unas caras, el vaso de arriba tenía una cara sonriente el vaso de abajo una cara llorando, él me decía que eso representaba estar un día en prisión, porque si terminas un día en prisión es para ponerte alegre pero estas un día en prisión para llorar, a lo mejor es un pequeño chispazo de dialéctica, es decir uno puede decir “la vida es así” la prisión día a día.

Un tatuaje es como un sueño diurno, Freud hablaba de los sueños en sentido de uno soñaba una cosa y en realidad el contenido era otro, es decir, se desplazaba pero también uno podía soñar  a lo mejor al tío con el cuerpo del hermano, etc. condensaba  en otra forma las imágenes, el sueño puede estar representado en muchas formas diferentes, telarañas, relojes, sentencias, etc., incluso el duelo que es parte del tiempo perdido o un mismo tatuaje en si mismo puede tener varios significados o varios elementos que remita el sujeto “es esto pero también es esto” pero lo que hay que ver es una especie de solidarización diurna que tiene que ver con la historia de vida del sujeto.

E1 Ingrid: Mencionaba usted también que le ha tocado observar algunos tatuajes que son bastante espectaculares, ¿qué tienen esos tatuajes que lo asombraron tanto?

Dr. Alejandro Payá: Lo espectacular tiene que ver a veces con la parte técnica, como este que ya he mencionado antes (señala la foto del tatuaje del diablo devorador de almas) o también una Santa Muerte en la espalda con alas que puede ser en ese sentido para mí un tatuaje muy elaborado con cierto grado de técnica de conocimiento del sujeto, sin embargo, al interior de la prisión la gente resume los tatuajes pero no por lo estético, sino por lo que representa, el por qué se lo hicieron, cuándo y en dónde. Nosotros ahora podemos ver un tatuaje en las revistas y también son como muy espectaculares, en lo personal no son cosas que a mí me llamen mucho la atención, me llaman más la atención estos por la historia de vida y lo que representan.

Por ejemplo ésta, es una Santa Muerte que de su cabeza sale otra Santa Muerte y le da de fumar mariguana,  esta es una creatividad muy extraña.

Muchas veces las personas hacen rituales sobre su cuerpo y encontramos cicatrices en sus cuerpos porque muchas veces son santeros, habría que estudiar mucho mas esto porque la idea de la Santa Muerte con la santería hoy se hace una especie de sincretismo, porque la santería hasta donde yo recuerdo no tenía este elemento de la Santa Muerte. Me platicaba un amigo que estaba haciendo una investigación de barrio y que había un cuate que tenía un diablo grande en el pecho y que diario se cortaba él para darle de beber sangre a su diablo, es un pequeño ritual con su grado de dolor, eso es común, que se corten el cuerpo de un hombre o de una mujer, pudiera ser un problema fuerte, a veces es por otras situaciones, éste papel de los cortes es otro tema, lo que representan, pero bueno éste brazo que está súper marcado (señala una fotografía) además tiene unos cortes de manera transversal, paralela al brazo que dicen que son mucho más dolorosos y más peligrosos, yo me empecé a fijar en lo del corte en realidad por una metáfora de José Revueltas en El apando, cuando él refiere al preso que es el carajo que dice que tiene los brazos como diapasones de guitarra, José Revueltas el escritor estuvo preso en Lecumberri, de ahí sale la novela del apando, a veces ver esa literatura se le quedan a uno ese tipo de cosas, yo la primera vez que vi a un hombre así cicatrizado como si fueran diapasones de guitarra me acordé de esto, la primera vez que entré ya iba saliendo éste hombre y no logro yo profundizar mucho a cerca de este tema, ahora preguntamos mucho más sobre los cortes con las nuevas investigaciones que estamos haciendo en las cárceles de mujeres fundamentalmente.

E1 Ingrid: Además el tatuaje es meramente individual, no nos podemos poner a investigar persona a persona, depende de cada sujeto lo que su historia de vida contenga.

Dr. Alejandro Payá: Y sin embargo, siempre estamos en esa dualidad entre individuo y grupo, siempre, la manera en cómo nos sentamos, comemos, caminamos, hablamos, siempre será un mensaje social, la manera en cómo nos miramos, en la que hablamos, la tonalidad siempre será vista en un contexto  de un espacio determinado y sin embargo está también la experiencia corporal individual. Ustedes estudian de manera individual y sin embargo aprenden incluso del que hace un mal cometario, no solamente del que hace uno bueno, osea uno aprende del propio grupo, parecería ser que a veces un sujeto tiene una vivencia muy única y sin embargo los rituales se van pareciendo. El hombre es primero un ser de rituales y el hombre ritualiza enfermedades, separaciones, muerte o abandonos; el dolor es parte consustancial del ser humano. Un dolor sin sentido es un dolor muy desesperante, es un dolor que a veces puede ser inaguantable, un dolor en una comunidad cuando adquiere sentido se soporta, es más cuando uno ve los documentales de los niños que circuncidan en las comunidades africanas todavía, este ritual adquiere sentido en su pasaje a ser hombre y a estar marcado por el grupo, aunque es un ritual que a nosotros nos parece hasta tonto.

E1 Ingrid: Y a parte son rituales muy primitivos que se han ido arrastrando hasta la fecha con sus debidas modificaciones pero siguen permeándose dentro de la sociedad actual.

Dr. Alejandro Payá: Si pero fíjate que esa parte primitiva es todavía más civilizada cuando adquiere sentido, cuando el mundo moderno te deja vacío y el mismo dolor que a veces no sabes ritualizar estas mucho más desamparado. Es decir si el mundo moderno por ejemplo al adolecente lo deja sin rituales tú vas a encontrar que muchas veces la vida para un niño o un adolecente puede no tener sentido y puede llevar incluso al chico hasta el suicidio. O las violencias familiares que son golpes sin sentido, apropiaciones del cuerpo del otro sin sentido, cuando tú tienes por ejemplo una creencia o un mito tu eres capaz de brindar un diente para pertenecer a la comunidad o perforarte o como hemos observado en algunos libros que le corten la falange a alguien, pero eso hace comunidad hace lealtad al grupo y sentido de pertenencia, es el mismo caso del tatuado, la pertenencia al grupo. Pero a veces nos espantamos y luego la gente no quiere pertenecer a un grupo por la estética del grupo, la gente va y se quita y se pone y me parece a veces raro que la gente va a que le metan tubos para quitarse la grasa, para levantarle o quitarle y tiene que ver con que el sujeto por lo menos quiere estar dentro de los cánones de belleza en ese culto al cuerpo que muchas veces tiene un sentido más individual pero también de reconocimiento, es decir, muchas veces hacemos cosas más locas.

E1, E2, E3 y E4: Muchas gracias por la entrevista profesor.

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2011 en Entrevista

 

Análisis del Tatuaje

ANÁLISIS DE RESULTADOS

 

 

El sujeto es un ser social, por ello es inamovible la apropiación de comportamientos en las personas a partir de su estructura social, y de la pertenencia a un grupo, en el cual se difumina la responsabilidad del individuo por las normas, los patrones de conducta impuestos por su misma sociedad a partir de su historicidad.

Como señala la sociología, el ser humano actúa de manera diferente de acuerdo al espacio donde se desenvuelve, al escenario que lo rodea, con respecto a la comunicación e interacción en sus supuestos de realidad.

El tatuaje es un símbolo que expresa, comunica y transgrede el comportamiento cotidiano del ser humano, manifestando en ciertos casos una desindividuación desde su condición de sujeto, al utilizar el tatuaje como símbolo de pertenencia a un grupo y alejándose de las normas sociales. Ejemplo claro de esto es el caso de los grupos delictivos como la Mara Salvatrucha, quienes inscriben en su cuerpo una marca que los hace parte de la banda delictiva, y los traslada al anonimato.

Su tatuaje es agresivo, es transgresor de las normas por donde sea visto, causa temor y el vínculo al que se entregan tan devotamente sus miembros es impresionante, tatuar una parte tan visible del cuerpo como es la cara, nos deja ver el grado de pertenencia, devoción, lealtad y compromiso que tienen con su grupo. Además de que al modificar su rostro con tinta negra, los miembros de la Mara Salvatrucha imprimen sobre ellos una nueva cara para ser vistos por la sociedad y por ellos mismos, se cargan de una nueva significación y automáticamente se vuelven más agresivos, más peligrosos, al ser más anónimos y difuminarse entre los del grupo como un igual.

Ahora bien, el acto de ponerse un tatuaje es tomado como un ritual de iniciación, y adoptado como un vinculo de pertenencia. Ésta práctica ha sido arrastrada desde las culturas primitivas o nativas, como señala el antropólogo Cesar Lombroso “el tatuaje es una marca de atavismo, y señala que los nativos son menos civilizados que la gente de la sociedad contemporánea”. Esto nos refleja que tomado desde esta perspectiva, el individuo tatuado delega su responsabilidad social a un grupo, el cual está ajeno a las normas sociales.

Otro punto determinante para el sujeto que decide tatuarse para formar parte de un grupo, es la fuerte discriminación de la que es víctima, la exclusión que se ha generado principalmente en los países Latinoamericanos hacia la gente que vive en los barrios pobres, esto los hace sumarse a un grupo transgresor en el cual pueden sentirse resguardados e identificados con sus miembros, al llevar a cuestas una historia de vida similar, portando consigo la idea de una especie de “venganza” contra el Estado y justificando su comportamiento infractor a partir de su situación económica.

Es decir, el individuo, ahora miembro de un grupo delictivo, forma parte de una estrategia planificada para realizar actividades transgresoras en contra del sistema social, y a la vez cumple con su necesidad de pertenencia al vincularse desde un contexto emotivo a su grupo, utilizando su insignia de distinción, que lo concibe como parte de la banda.

La transgresión de las normas nos lleva a la delincuencia, y podemos hacer un razonamiento tautológico con la asociación del observador ante un individuo tatuado, es decir, entre más tatuajes porte el individuo se vuelve un ser más peligroso, y a menos tatuajes es un sujeto más civilizado.

Recordemos a Mel Gibson en la película Corazón Valiente, cuando se pinta la cara antes de iniciar la pelea y persuade a los demás miembros de su grupo para que lo imiten, con la finalidad de intimidar a sus enemigos. Como señala Robert Watson “los guerreros que usan máscaras despersonalizadoras o se pintan el rostro tratan a sus víctimas de manera más brutal.”

Utilizando la ornamenta para intimidar al enemigo a la vez el sujeto se desindividualiza y delega la responsabilidad de sus actos a todo un grupo. Por una parte, ser más anónimos permite a los sujetos activar conductas de violencia más atroces por una “facilitación social” y por otra parte, permite difuminar la responsabilidad social que se tiene respecto a las normas “holgazanería social”, las inhibiciones normales desaparecen y tenemos a un grupo desindividualizado y agresor.

Los tatuajes se han vuelto una forma de expresión en la sociedad y claro está que comunican, de esta manera se conforman argumentos, significaciones a los símbolos tatuados y una nueva composición en ellos que puede ser tomada como código; y el que a su vez crea un vinculo social y puede relacionar a diferentes personas entre sí, por llevar el mismo símbolo plasmado en su cuerpo. Así pues vemos grupos sólidos que requieren de tal tatuaje para consolidar dicho vínculo.

Es imposible entender al hombre si no se entiende la sociedad, sociedad que está en constante cambio y transformación, tan es así, que no podemos hablar de una misma sociedad, pues los tiempos y espacios hacen que ésta sea diferente, el ser humano nace en una familia, primer representación de lo social, portadora y portavoz de lo que la sociedad va a exigirle a ese sujeto. Es por esto que todo acto del hombre, o encontrar al hombre en situación, es darnos cuenta de que la psicología social está presente y también es capaz de intervenir en cualquier momento, pues desde que el observador está ahí existe la capacidad de que sea un agente de cambio.

El tatuaje es un tema tan ambiguo e importante desde la significación que alcanza para un individuo. El cuerpo tatuado habla de un cuerpo propio, pero también atravesado por los “otros”, instituciones, experiencias, vínculos, relaciones de poder, etc. Da cuenta del paso de la vida en el sujeto, el tatuaje visibiliza la vivencia y las experiencias de manera indeleble, funciona como una memoria manifiesta.

La modernidad con su ideal de individualización, ha traído consigo crisis en sus instituciones, orillando a los jóvenes a crear nuevas maneras de vincularse y con ello adoptar diversas identidades. Con la finalidad de buscar formas de expresarse, identificarse y socializar, logrando crear sus propias instituciones, como lo son las identidades juveniles. Es a partir de esta búsqueda de identidad que el joven utiliza su cuerpo para expresarse, identificarse y sobre todo vincularse.

Sin embargo, es a partir de éste vinculo de identificación con el grupo que en las sociedades existe ya un gran auge de los grupos delictivos, pandilleros, crimen organizado, etc. que se sirven también de esta marcación para mediante el anonimato que les proporciona el tatuaje como identidad y lo numeroso que sea el grupo, delinquir y violentar a la sociedad.

La institución del cuerpo, como espacio de pureza y dominio, se ha modificado y ha tomado su rumbo, la sociedad permea a cada sujeto de un modo diferente y los grupos buscan ser instituyentes sociales con sus necesidades propias, entendamos que el mundo lejos de ser un todo con sus partes armónicas y unidas, es un caos, donde se lucha y muchas veces esa  lucha se significa y simboliza en el cuerpo, en lo más sensible y visible, la piel, sobre ella se inscriben toda una serie de significaciones que tienen una carga afectiva, que reflejan toda una serie de vínculos que se realizan con la sociedad, la familia, los amigos, el grupo, etc., vínculos que nos recuerdan que siempre seremos sujetos sociales.

El tatuaje tiene una dualidad bastante interesante, a la vez que puede dotar al sujeto de “existencia y diferenciación” lo comprime también en un grupo siendo el mismo tatuaje la identificación con el otro, mientras se porta la misma insignia que dota de pertenencia y vincula a los miembros, se genera la desindividuación a partir de las prácticas grupales y se refuerza el vandalismo a partir del anonimato que el tatuaje-insignia le da a los sujetos.

El individuo miembro de la pandilla olvida sus normas, aquellas que pudo otorgarle su institución primaria, la familia, y se deja arrastrar por sus peores impulsos.

Ser anónimo lo hace a uno menos autoconsciente y más sensible a las claves presentes en la situación, sean negativas o positivas.”[1]

La ornamenta del individuo es un punto clave para la práctica de actos negativos o positivos, el tatuaje en tinta negra distribuido en la piel del sujeto, connota una postura agresiva del sujeto, que se asume tanto por el individuo portador y por el observador ajeno.

Las personas sin autoconciencia y desindividuadas son menos reprimidas, menos autoreguladas, tienen mayor probabilidad de actuar sin pensar respecto a sus propios valores, son más sensibles ante la situación.

Cuando el ser humano no controla su entorno, consciente o inconscientemente, el cuerpo habla, se convierte en un lienzo de expresión, en un cinto.

Una práctica muy característica del individuo que se tatúa, hablando fuera del tema de vínculos que desindividualizan, es la carga afectiva de la que dotan al tatuaje los sujetos, a partir de una búsqueda de representaciones de sus experiencias, de su historia de vida, y ante la pérdida de un ser querido como una especie de “mecanismo de defensa”. Podemos explicarlo de esta forma, cuando existe una fractura en el vínculo con un objeto de amor, el yo como estructura psíquica trata de restaurar lo perdido, y el sujeto a través del tatuaje traduce esta energía de restauración para mantener viva la imagen del objeto de amor o ser querido, tratando de compensar la pérdida real. Donde el tatuaje se convierte en esa sobre envestidura que realiza el yo por mantener viva esa imagen del objeto amado.

Los sujetos transgresores suelen ser gente muy herida, con historias de vida frustrantes, y que necesitan de un recurso que soporte y externe su frustración reprimida, éste recurso puede ser el tatuaje, como un ritual para externar el dolor vivido.

El tatuaje como experiencia dolorosa puede funcionar pasando ese dolor que está en lo simbólico, trasladándolo a un plano real. Funcionando como una catarsis en el sujeto, donde todo ese contenido simbólico es traducido a lo real. Pues probablemente esta energía psíquica no se encontraba disuelta y a través del tatuaje como experiencia dolorosa sale a flote, pues el tatuaje puede ser una manifestación del trauma.

Y se genera una pauta decodificadora de señales, como el típico tatuaje de la lagrima a un costado del ojo, significa que el sujeto fue violado; la posición del tatuaje en la geografía del individuo también determina su significado, pues la lágrima tatuada significa dos cosas totalmente diferentes, la lagrima ubicada por debajo del lagrimal, significa que el individuo a cobrado una vida, una lagrima por cada persona que haya asesinado, mientras que a un costado, por la mejilla, significa violación.

De esta manera podemos ver al tatuaje como lenguaje y expresión de la subjetividad. Lo que nos lleva a la cadena de significantes que tiene el sujeto.

El tatuaje es una escritura social, y significa por el testimonio del propio sujeto, con él se producen símbolos y signos de marcación de grupos, marcas de pertenencia, vinculo presente desde una perspectiva imaginaria.

El tatuado se ha estigmatizado por las pandillas que como mencionábamos hacen parte de su vinculo al tatuaje, y por ello en la actualidad es imposible no estigmatizar a la gente tatuada con una asociación a la delincuencia, la cárcel, las pandillas, etc., dentro de una interacción social, con sus situaciones comunicativas, el metalenguaje agresivo que lo permea, el etiquetamiento social y la discriminación.

Es que la religión y el tatuaje, aunque muchos no lo crean (o no lo quieran) están estrechamente vinculados y positivamente. Mucha gente quiere manifestar su devoción a través del tatuaje.  La gente se tatúa para manifestar algo, transmitir ciertas cosas que queremos comunicar a los demás o guardarnos para unos pocos.

Lo importante es saber que esa imagen en particular sea la indicada para ser representada a través de un tatuaje. Ya que hay ciertas imágenes representa el origen y las raíces de la persona.

La intención de tatuarse reside en la devoción y el afecto que esta persona puede llegar a poseer en particular.  Así, ella misma, podrá elegir el diseño y el boceto ideal.

Sobre los  “tatuajes religiosos”  no es muy común verlos, pero no dejan de ser atractivos.

La principal preocupación de los líderes de las iglesias y de los padres de familia es lo que podríamos llamar “culpa por asociación”; es decir, que al ver a alguien usando tatuajes, lo asocian con actitudes reprensibles o con cierta clase de personas:

• Se asocia con la rebeldía o delincuencia

• Se asocia con los miembros de las maras y sus actitudes antisociales

• Hoy en día, los tatuajes más populares están relacionados con figuras oscuras, como demonios, serpientes o escorpiones, los cuales tienen un significado cultural común: glorifican la maldad.

los tatuajes son mal vistos por aquellos que piensan que marcar el cuerpo de esta manera propicia actitudes negativas.

Parte de la identidad humana es la necesidad de una religión, y durante muchos años cada religión se ha identificado con una imagen, algo así como su logo, y a pesar de que este acto es mal visto por la iglesia muchas personas han decidido tatuarse algún símbolo que involucra a la misma, pues hoy en día podemos observar a muchas personas que portan tatuajes de cristos,  santos, cruces o incluso pinturas que hacen alusión a algún pasaje bíblico; estas personas piensan que al tener esta imagen serán más devotos o más creyentes que las demás personas, muchos también se tatúan como compromiso , pues hicieron un manda al santo, o simplemente por querer ser parte de un grupo que quizá  sólo se tatúo por querer llamar la atención.

La falta de pertenencia hace que la gente busque opciones de hacerse notar entre la multitud.

El tatuaje es juzgado también dependiendo de quién lo porte, pues son es lo mismo que lo porte un artista a una persona común y corriente, esto sucede actualmente con las personas tatuadas devotas de  San Judas Tadeo, que se ha convertido en un santo muy “popular”,  lo cual ha marcado a un sector de la población pues no solo son personas que van a la Iglesia ubicada frente al metro Hidalgo, sino también que delinquen, son ahora en algunos casos símbolos de delincuencia, y si a esto le aumentamos que algunos de ellos  tienen tatuado a San Judas, siendo que el tatuaje es mal visto.

Esto se convierte en una clara discriminación hacia este grupo, con esto no queremos decir que todos los devotos a este Santo sean delincuentes o estén tatuados, sin embargo son símbolos que la sociedad ha identificado así por atracos que han tenido relación con personas de este sector.

Con las personas que tienen tatuada a la Santa Muerte ocurre lo mismo, son presa de las miradas de la sociedad, una sociedad que predetermina arbitrariamente si una persona es delincuente o no por su aspecto físico o social.

Los tatuajes son una forma de expresión con los cuales se predetermina a que grupo pertenece, por lo regular es mal visto socialmente, hay un prejuicio que desencadena una serie de actitudes como es la agresión e algunos casos.

La incorporación de valores tiene también mucho que ver pues la mayoría de las veces los padres de los chicos tatuados no están de acuerdo pues dentro de sus costumbres no está aceptado ningún tipo de marca en el cuerpo y mucho menos si en algunos de los casos es la imagen de la Santa Muerte a menos que su familia sea también devoto de ella, o por el contrario sea una imagen diabólica, con lo cual sería aún más criticada la persona, sería visto como transgresor de la religión.  Pero no nos ponemos a pensar en lo que llevó a tatuarse esta imagen a la persona.

Y como no lo dijo el Dr. Payá, cada individuo es diferente y por lo mismo los significados en los tatuajes varían de uno a otro a pesar que sea quizá la misma imagen, sin embargo lo que no es lo mismo, son las circunstancias que lo llevaron a tatuarse, el lugar en el cuerpo en el que se tatúo, e incluso la manera en que realizaron el tatuaje.

La personalidad hilado a la conducta y a un tatuaje son vistos socialmente en ciertas ocasiones como agresoras de lo visual, pues no están de acuerdo con esta acción.

La influencia de personas de un  determinado sector han orillado a otras que quieren ser parte de ellos a tatuarse como símbolo de unidad y de identidad, el querer ser observados sea cual sea el juicio que tengan del tatuaje los hace presumir más e incluso realizarse más tatuajes, esto en el caso de grupos sociales, sin embargo algunas personas lo hacen por estética, aunque el fin es el mismo, ser observados.

 


[1] Myers, David. Psicología Social. Cap. 9 Influencia Social, pp.319

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2011 en Análisis del Tatuaje

 

Técnicas Formales de Producción de datos

CONOSCENZA

TATUAJE: PERSPECTIVA COMUNICATIVA Y COMO CÓDIGO EN EL ENTORNO SOCIO-CULTURAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO

 

 

CABAÑAS MORALES MONTSERRAT JOKABETH

CAMPUZANO MAGO INGRID ANAID

ESPIRICUETA JUAREZ JOSUÉ

TERCERO PÉREZ MARCO ANTONIO

 

 

TÉCNICAS FORMALES DE PRODUCCIÓN DE DATOS

 

CONCEPTOS Y DEFINICIONES DE LA TÉCNICA

Entrevista etnográfica

 

Entrevista: (Fairchild) “obtención de información mediante una conversación de naturaleza profesional”.  La entrevista, en tanto técnica de recolección de datos, se encuadra dentro de las técnicas de autoinformes, ya que se basa en las respuestas directas que los actores sociales dan al investigador en una situación de interacción comunicativa.

Mediante la entrevista el investigador obtiene descripciones e informaciones que proveen las mismas personas que actúan en una realidad social dada.  Por lo tanto, a través de las entrevistas se obtiene información sobre ideas, creencias y concepciones de las personas entrevistadas.[1]

 

Etnografía: La etnografía, como es bien sabido, partió de construir su objeto de estudio ligado a la discusión de la cultura, inicialmente solo en sociedades consideradas elementales, catalogación hecha bajo el criterio de que tales sociedades no habían accedido a la civilización entendida a la manera occidental. Más tarde y en contraste, surgirá la llamada etnografía de las sociedades complejas, con aplicaciones a grupos poblacionales específicos como los viejos y a ámbitos nuevos tales como la institución psiquiátrica, el aula escolar y la fábrica, entre otros. Ligados a estos desarrollos vendrán, de manera consistente, las propuestas de las denominadas “antropologías urbanas”.

En su nueva acepción, la etnografía desagrega lo cultural en objetos más específicos, tales como la caracterización e interpretación de pautas de socialización, la construcción de valores, el desarrollo y las expresiones de la competencia cultural, el desarrollo y la comprensión de las reglas de interacción, entre otros.  Recientemente, Boyle (1994) ha planteado un sistema de clasificación de las etnografías bajo las denominaciones de etnografías clásicas u holísticas, etnografías particulares o focalizadas, etnografías transversales y etnografías etnohistóricas. Sin embargo, a pesar de la anterior tipología, se señala que la mayoría de las etnografías pueden identificarse por ciertas características comunes, tales como: su holismo, su contextualización y su reflexividad. La etnografía siempre está orientada por el concepto de cultura y tiende de manera generalizada a desarrollar conceptos y a comprender las acciones humanas desde un punto de vista interno. Un etnógrafo, en esa perspectiva, trata de hallar respuestas a preguntas como la siguiente: ¿En qué formas los miembros de una comunidad construyen activamente su mundo?[2]

 

 

CONCEPTOS A FINES A LA TÉCNICA

Observación: es una actividad realizada por un ser vivo que detecta y asimila la información de un hecho, o el registro de los datos utilizando los sentidos como instrumentos principales. El término también puede referirse a cualquier dato recogido durante esta actividad.[3]

 

Procesos de interacción: por tratarse de una técnica basada en la interacción social, el entrevistador debe cuidar ciertos aspectos que favorecerán la colaboración del entrevistado: creando un clima favorable, mostrándose tranquilo, siendo abierto, respetuoso y no ofensivo con las respuestas de su interlocutor, escuchando y no contando el discurso del entrevistado.  De la habilidad del entrevistador para establecer “contacto” con el entrevistado dependerá de la colaboración e intercambio de información por parte del entrevistado.[4]

 

Conversación: es un diálogo entre dos o más personas. Se establece una comunicación a través del lenguaje hablado.  Es una interacción en la cual los interlocutores contribuyen a la construcción de un texto, a diferencia del monólogo, donde el control de la construcción lo tiene sólo uno. Por eso se señala su carácter dialogar. Pero, no lo hacen al mismo tiempo sino que cada cual tiene su turno de habla.

La conversación puede girar en torno a uno o muchos temas y está condicionada por el contexto. En una situación informal éstos pueden variar con facilidad y sin previa organización. Los dialogantes pueden expresar su punto de vista y discutir. En cambio en otros, las posibilidades mencionadas pueden estar limitadas para uno o ambos actores. [5]

 

Dialogo: Intercambio de contenidos basados en nuestros sentimientos íntimos, nuestras experiencias vividas y sentidas y nuestros conocimientos adquiridos.[6]

 

Entrevista en grupo: la interacción entre los sujetos entrevistados permite que emerjan en la situación de entrevista las coincidencias y divergencias respecto a hechos o a interpretaciones de los mismos.  Es muy utilizada actualmente por la riqueza (en calidad y cantidad) de información que permite obtener y por su bajo costo económico y de tiempo para el investigador.  Una de las principales dificultades consiste en el registro de la conversación para lo cual suele utilizarse la grabación e audio o n video) para facilitar.  También, suele emplearse algunas técnicas de dinámica de grupos que ayudan a diseñar y evaluar la sesión para ver cómo se interrelacionan cada uno de los entrevistados en esa situación.  Generalmente las entrevistas grupales se organizan bajo la forma de entrevista semiestructurada.[7]

 

Rapport: el entrevistador debe generar confianza necesaria y suficiente para que el sujeto entrevistado manifieste el deseo de comunicar en su relato, no sólo aquello que aparece como anécdota sino también aquello que evalúa como significativo, en donde se encuentra comprometido su sentir.  Establecer “rapport” significa atravesar las “fachadas” del entrevistado e ingresar en u acontecer interno, sin que éste manifieste resistencia.[8]

 

 

TÉCNICAS EMPARENTADAS

Investigación documental: a través de la observación y el análisis de la documentación, nos perite volver la mirada hacia un tiempo pasado para de este modo comprender e interpretar una realidad actual (sincrónica) a la luz de acontecimientos pasados que han sido los antecedentes que han derivado en los consecuentes de situaciones, acontecimientos y procesos de una realidad determinada.

La investigación documental permite contextualizar el fenómeno a estudiar, estableciendo relacione diacrónicas y sincrónicas entre acontecimientos actuales y pasados; lo cual posibilita una mirada retrospectiva (hacia atrás), una mirada actual, y otra prospectiva (hacia adelante) de la realidad que es objeto de indagación de modo, el análisis documental le permite al investigador ampliar el campo de observación y enmarcar la realidad objeto de investigación dentro del acontecer histórico; lo cual amplia la captación de los significados que nos permiten mirar esa realidad desde una perspectiva más global y holística.[9]

 

Entrevista en panel: es realizada por varios entrevistadores, cada uno intenta sondear desde su perspectiva la información que el entrevistado aporta.  Es de suma utilidad cuando se realizan estudios de alcance multidiciplinario o cuando se busca información multireferencial.  Resulta má objetiva, profunda y posibilita captar la complejidad del fenómeno en estudio.  Pero a la vez es costosa tanto económicamente como en cuestiones de tiempo.[10]

 

Entrevista semiestructarada (sin cuestionario): parte de una guíon (un listado tentativo de temas y preguntas) en el cual se señalan los temas relacionados con la temática del estudio.  En el desarrollo de la entrevista, se van planteando las interrogantes sin aferrarse a la secuencia establecida previamente, permitiéndose que se formulen preguntas no previstas pero pertinentes.  El guión indica la información que se necesita para alcanzar los objetivos planteados.  Cuando las entrevistas son realizadas por diferentes  investigadores el guión es relevante como recurso para la confiabilidad.  Sin embargo, el guión no es una estructura cerrada y limitante al que deben someterse entrevistador y entrevistado, sino que es un dispositivo definido previamente que orienta el curso de la interacción.

 

 

 

 

INSTRUMENTOS

En la entrevista el investigador es parte del instrumento de la investigación, ya que su rol implica no sólo obtener respuestas, sino también aprender qué preguntas hacer y cómo hacerlas.  La  presencia del entrevistador “condiciona” el establecimiento del vínculo que se establece entre las partes involucradas (entrevistador y entrevistado).[11]

 

Formación de preguntas: condiciona el ipo y la riqueza de la información.

 

Lanzadera-embudo: (Pilar Colás, 1998) consiste en plantear preguntas muy abiertas de carácter general al comienzo, para en pasos sucesivos ir estrechando y concretando las cuestiones hasta llegar a descender a detalles y datos singulares.[12]

 

REQUERIMIENTOS TÉCNICOS

–       Grabadora, bien cargada.  Llevar de repuesto en caso de falla en el momento.

–       Lugar adecuado para la entrevista

–       Disponibilidad de los entrevistados

 

PROTOCOLO DE APLICACIÓN

–       Entrevista a investigador Payá

–       Entrevista a personas “chacas” que estén tatuados

–       Extracción de datos de las entrevistas

–       Análisis de las entrevistas.  Relación entre lo que nos dijo el investigador y las entrevistas en campo


[1] José Alberto Yuni, Técnicas para Investigar.  Recursos Metodológicas para la Preparación de proyectos de Investigación Volumen 2, 2ª edición, Editorial Brujas, Argentina, 2006, p.p. 81

[2] Sandoval Casilimas Carlos A., Investigación Cualitativa, Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior, ICFES, Colombia, p.p. 60-61.

[3] Galindo, Cáceres Jesús (coord), Técnicas de Investigación en Sociedad, Cultura y Comunicación. 1ª. Edición. México. Addison Wesley Longman. 1998. 525p. ISBN 968-444-262-9

[4] José Alberto Yuni, Técnicas para Investigar.  Recursos Metodológicas para la Preparación de proyectos de Investigación Volumen 2, 2ª edición, Editorial Brujas, Argentina, 2006, p.p. 88

[5] Reyes, G. La pragmática lingüística. Barcelona: Montesinos, 1990.

[6] Rodriguez Reyes Naftali, Taller de lectura y redacción, 1 SEP.

[7] José Alberto Yuni, Técnicas para Investigar.  Recursos Metodológicas para la Preparación de proyectos de Investigación Volumen 2, 2ª edición, Editorial Brujas, Argentina, 2006, p.p. 86

[8] Ídem, p.p. 90

[9] Ídem, p.p. 99-100

[10] ídem, p.p. 86

[11] Ídem, p.p. 88

[12] Ídem, p.p. 93

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2011 en Técnicas Formales

 

Diseño de Investigación

DISEÑO DE INVESTIGACIÓN

 


 

 

 

MONSERRAT JOKABETH CABAÑAS MORALES

INGRID ANAID CAMPUZANO MAGO

JOSUÉ ESPIRICUETA JUAREZ

MARCO ANTONIO TERCERO PÉREZ

 

  1. 1.    INTRODUCCIÓN

Esta es una investigación que trata el tema del tatuaje, desde una perspectiva comunicativa, dentro del entorno socio-cultural de la ciudad de México. Analizando los códigos que se generan mediante la atribución de tales en un tatuaje, el significado de dicho tatuaje, ya que es representado como un símbolo y éste se encarga de comunicar para su propio portador, quien le atribuye cierto significado y para algún espectador ajeno también imputando cierta significación en este. Los tatuajes que permean dentro de una organización de tipo delictiva, el tatoo que configura una identidad para el individuo vinculándose con otro que porta el mismo símbolo; con esta investigación tratamos de contextualizar específicamente información y decodificar estos códigos en un sentido comunicativo, dando la atribución que sus mismos portadores adoptaron para cada tatoo.

  1. 2.    ANTECEDENTES DEL PROBLEMA

Con antecedentes en las primeras civilizaciones, el tatuaje es considerado por unos un arte y para otros su uso es propio de vagos y ex reos; en México adquiere niveles profesionales hace unos 15 años y en la actualidad se encamina a adquirir un lenguaje propio del mexicano, con recuperación de imágenes populares.

Consultados tatuadores profesionales y amantes de portar gráficas en “el lienzo vivo de su cuerpo” comentaron que lo que se ve ahora son imágenes de culto popular, como luchadores, la santa muerte, calaveritas de azúcar y, por supuesto, reproducciones prehispánicas.

Sin embargo, no para todos es claro que el tatuaje que se hace en el país tiene rasgos distintivos, propios de los mexicanos, aunque si cada vez es mayor el número de personas que piden un “tatoo” y demandan figuras que tienen relación con el folclor nacional.

  1. 3.    PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Vivimos la era de la globalización, descubierta por un mundo en su totalidad. Se trata de la idea de una “aldea global”, donde las oportunidades culturales se estrechan para la población, en la que estamos inmersos de “estigmas”. Estas aplastan bajo un cierto perfil a la sociedad por segmentos.

Dentro de un contexto urbano tenemos diversos movimientos sociales, con una ideología, y recargada por las necesidades de los seres humanos en esa lucha de aceptación dentro de la sociedad, dentro de un grupo, en la que se encuentran inmersos.

Los tatuajes se han vuelto una forma de expresión en la sociedad y claro está que comunican, de esta manera se conforman argumentos, significaciones a los símbolos tatuados y una nueva composición en ellos que puede ser tomada como código; y el que a su vez crea un vinculo social y puede relacionar a diferentes personas entre sí, por llevar el mismo símbolo plasmado en su cuerpo. Así pues vemos grupos sólidos que requieren de tal tatuaje para consolidar dicho vínculo y no es hasta que se porta cuando se es miembro del grupo social.

 

3.3 DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

 

En el contexto socio-cultural de la ciudad de México, buscamos dichos grupos consolidados y el factor común que determina a los miembros a requerir de una aceptación dentro de este círculo, en el cuál se porta un tatuaje o varios como lazo de significación entre los miembros. Tomando su piel, como si esta fuera una “tabula rasa”  que sobre ella se inscriben toda una serie de significaciones que tienen una carga afectiva y así, el cuerpo al ser tatuado refleja toda una serie de vínculos que se realizan con la sociedad, y con los grupos que buscan ser instituyentes sociales con sus necesidades propias, vínculos que nos recuerdan que siempre seremos sujetos sociales.

 

3.4 DEFINICIÓN DEL TEMA

 

Desde la perspectiva comunicativa observar que función cumple el tatuaje como un código dentro de un grupo social y analizar cómo se forma por medio del mismo el vínculo entre los miembros del grupo.

3.5 PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

–       ¿Por qué se estigmatiza el tatuaje?

–       ¿Existe un vínculo comunicativo entre el tatuaje y el entorno socio-cultural?

–       ¿Qué atribuciones simbólicas asigna el tatuaje a los individuos?

–       ¿Por qué el tatuaje se convierte en un código social comunicativo?

–       ¿Las experiencias de vida pueden determinar que el individuo elija ponerse un tatuaje y que tenga atribución el símbolo tatuado?

–       ¿Cuáles son los límites y alcances  comunicativos y de expresión que tiene el tatuaje sobre sus receptores mediáticos e inmediatos?

–       ¿Por qué se asocia el tatuaje como una característica de “juventud y libertad”?

–       ¿Por qué se marcan los prejuicios sociales en torno a una persona tatuada?

–       ¿Qué es lo que influye sobre el individuo para que éste decida tatuarse con el objeto de formar parte de una organización o grupo?

3.6 PREGUNTA GENERAL DE LA INVESTIGACIÓN

Cómo el tatuaje se convierte en vínculo de identificación simbólica dentro de un grupo social, observando cuáles son esos tatuajes de identificación que vinculan a sus miembros unos con otros definiendo el significado de estos símbolos, tomados como un código.

  1. 4.    OBJETIVOS

4.1 OBJETIVOS PARTICULARES

ESPECIFICO TEÓRICO

  •  Sistematizar la teoría de los códigos, vínculos y tatuaje en tanto al concepto de “industria cultural” para presentar ciertas características teóricas y utilizarlas en el análisis del tema.
  • Analizar algunas teorías existentes sobre los códigos de imagen, estigmas y vínculos sociales en el contexto urbano de la ciudad de México, desde su significado, su influencia, la noción del tatuaje en la sociedad, las teorías de las relaciones sociales y su conformación, así como también las teorías del conflicto social y de las representaciones dentro del entorno.
  • Sistematizar las investigaciones psicológicas que se han realizado  del comportamiento del individuo y el grupo en cuanto a la relación afectiva con el tatuaje y mediante las experiencias de vida, las investigaciones sociológicas y antropológicas.

PARTICULAR CONTEXTUAL

  • Ubicar contextualmente como han sido penetrados los individuos por la influencia social y los patrones de aceptación en torno a la pertenencia de un grupo social y como se adopta como un medio de expresión y comunicación con el otro.

ESPECÍFICO CONTEXTUAL

  • El nacimiento del tatuaje no puede decirse ni explicarse. Sin embargo, es imposible entender al hombre si no se entiende la sociedad, sociedad que está en constante cambio y constante transformación, tan es así, que no podemos hablar de una misma sociedad, pues los tiempos y espacios hacen que esta sea diferente, el ser humano nace en una familia, primer representación de lo social, portadora y portavoz de lo que la sociedad va a exigirle a ese sujeto.

Los tatuajes se han vuelto una forma de expresión en la sociedad y por ello necesitamos ubicar al individuo y contextualizarlo en un entorno en común con su grupo o con el que pretende vincularse y alienarse, asó pues, veremos no sólo la acción de ese vínculo, sino su razón.

PARTICULAR METODOLÓGICO

  • Operacionalizar la hipótesis mediante la delimitación de un método de estudio.
  • Construir un instrumento, como especie de censo que nos permita vaciar datos mediante encuestas para analizar el fenómeno que hemos planteado desde un enfoque social externo. Y posteriormente analizar al grupo electo y característico que cumpla con los factores requeridos en la investigación, el cuál cuente con formaciones de vínculos por medio del tatuaje corporal.
  • Organizar una tabla en la cual podamos plantear varias preguntas y conceptos, para después de manera fácil y práctica acercarnos al grupo y satisfacer estos cuestionamientos, para poder analizar y comenzar a obtener resultados y conclusiones.

PARTICULAR INTERPRETATIVO

  • Explicar desde una teoría crítica el tema, apoyándonos en las obras de diferentes autores que nos sirvan como definición de conceptos en nuestra investigación, para ir interpretando los resultados, mediante nuestras investigaciones y comparando citas de estos autores.
  • Explicar desde los conceptos que se tienen de grupos sociales, la psicología de las masas y la adopción de comportamientos por parte de los jóvenes, analizar y estudiar las teorías de autores que se han dedicado al estudio intensivo de estos ámbitos, las maneras de pensar mediante clichés, los estigmas sociales por medio de las cuales calificamos a las demás personas o a otros grupos sociales, sujetos a prejuicios. Y los lazos vinculares que se forman a partir de una imagen particular.

 

4.2 OBJETIVO GENERAL DE LA INVESTIGACIÓN

Analizar el vínculo que se crea a partir de un tatuaje entre diversos individuos conformando así una sociedad, describiendo que significación tiene el tatuaje como objeto de estudio y que apropiación le dan los miembros del grupo que lo portan, para relacionarse e identificarse como dicho grupo o banda.

Aunque también deseamos analizar la repercusión de los mismos dentro de la sociedad en general, ya que mediante la imagen que se transmite, se comunica y se adoptan nuevas características de comportamiento, esto implica la adopción de actitudes y también un método no tan ambiguo de comunicar, quizá primitivo, y muy impactante.

Las relaciones sociales, es decir, el entorno en el que nos colocamos y el roll que adoptamos, son las formaciones de nuestra mente que mediatizan nuestra relación con lo real y nuestros actos.

Este es un estudio de tipo descriptivo correlacionar o explicativo, ya que trataremos de profundizar en el análisis social y comunicativo dentro de un fenómeno que abarca el sector socio-cultural de un grupo organizado en la ciudad de México.

  1. 5.    HIPÓTESIS

El tatuaje se usa como un símbolo que comunica, vincula y representa a un grupo social. Éste símbolo se convierte en un mensaje para dicho grupo, es decir, el cuerpo es el lienzo que sirve como medio de transmisión, así pues, el tatuaje siendo un medio de expresión, es también para algunos un símbolo de identidad.

  1. 6.    VARIABLES

 

6.1 VARIABLES INDEPENDIENTES

Cada grupo que ha requerido del tatuaje para identificarse entre sí y diferenciarse de los demás, o para expresar alguna experiencia de vida, tiende a formar sus normas de representación a partir de diferentes causas. A raíz del nombre de la banda  a la que pertenezcan surge el logo que representa a dicho grupo, y es muy común que sus miembros se tatúen este logo para identificarse como miembros de él, no solo puede ser el nombre sino también algún dibujo que haga alusión al nombre o cualquiera que se tome como representativo del grupo.

Las asociaciones delictivas tienden a tatuarse algún símbolo que además de tener el nombre de la banda se asocie con la muerte, el dolor y el poder. Se sabe que crean todo un conjunto de códigos visuales portados en sus cuerpos, que contienen significados potenciales que marcan quienes son, lo que han hecho y en ocasiones lo que harán, sus cuerpos se convierten en diarios de sus vidas: telarañas, lágrimas, cuchillos, corazones,  armas, santos, animales, etc. Y hasta las posiciones (hacia arriba, hacia abajo, vertical…), la parte del cuerpo en que se encuentren, los tamaños, cada cosa determina un significado diferente.

La formación de códigos es esencial, estos son los símbolos que los vinculan, y que comunican lo que son, es la carta de presentación de cada individuo que lo porta.

6.2 VARIABLES DEPENDIENTES

Las experiencias de vida, las amistades, los grupos en los que a lo largo de su vida el individuo pertenece van construyendo su representación en la sociedad, su rol asumido y el individuo crea su imagen a partir de cómo quiere ser visto. Así pues, a partir de que forma parte de un grupo en el cuál existe como cultura el tatuaje, escoge a manera personal y mediante sus experiencias de vida diferentes símbolos que coloca sobre sí para ser visto por sus colegas y por los externos, para identificarse como parte de dicho “club” y elige como quiere ser visto por sus compañeros, expresa su identidad, y todo esto es lo que surge de los tatuajes.  “Es la tinta y la piel la historia de una vida”.

Es a partir del tatuaje que el individuo construye su identidad y utiliza su cuerpo como medio de expresión, identificación, socialización, pero sobre todo como objeto de vínculo.  Cabe recordar que el cuerpo es constante campo de batalla entre los poderes institucionales que ejercen sobre él, pero también por el poder que individuo hace uso de sí para marcarlo como propio y delimitarlo. Una vez que el sujeto se apodera de su cuerpo, le da sentido, lo carga de un valor simbólico y lo revalora como medio de expresión y de postura política. El tatuaje no sólo es una marca que marca, es una adquisición identitaria.

  1. 7.    DELIMITACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

A partir del estudio del fenómeno social que hace colectivo en cuanto al uso de una insignia corporal, el tatuaje. El equipo de investigación Conoscenza, realizaremos un análisis que pretenda describir el vínculo que se genera en un colectivo social de la Ciudad de México. El contacto a nuestro objeto de estudio será a través de una entrevista a dos integrantes clave del colectivo o grupo social, que aplicaremos en un lugar público del centro histórico, aun no determinado pues, está a expensas de los entrevistados, que se llevará a cabo durante el transcurso de la primera semana del mes de Mayo de 2011.

7.1 TEMPORALIDAD

El fenómeno social se analizará en la actualidad, es decir que, pretendemos describir lo que acontece al tatuaje en un grupo social en la Ciudad de México en 2011, por lo que nuestro estudio es de tipo transversal.

 

7.2 ESPACIO

 

La investigación se llevara a cabo en la Ciudad de México. Ubicando los puntos estratégicos de reunión de los grupos sociales, bandas, u organizaciones que cuenten con los parámetros establecidos para el estudio (tatuajes, vínculo, relación, código y significados).

7.3 OBJETO Y SUJETO

Nuestro objeto de estudio como lo hemos mencionado a través de este trabajo, es el tatuaje. El objeto del que haremos estudio, es el que a través de su forma, color, estilo, líneas, figuras e imágenes, entre otras características claves que se reiteren en un grupo o colectivo social, denote un vínculo en nuestros sujetos de estudio, que interactúan y mantienen un modo de vida en el que pretendemos establecer un  código, del cual es resultado el lazo identificativo que los liga a un clan social, este identificativo es uno o más determinantes tatuajes.

7.4  TÉCNICA METODOLÓGICA

Nuestra investigación social será cualitativa, ya que nuestros datos a procesar en todo momento serán de ese tipo, las cualidades y datos psicológicos desde nuestros sujetos entrevistados hasta el proceso de los datos obtenidos, así como nuestras conclusiones  se encontrarán en este tipo. La metodología cualitativa que aplicaremos será la etnografía, ya que se enfoca primordialmente en el estudio de los grupos, y tendremos un acercamiento  a través de la entrevista.

 

  1. 8.    JUSTIFICACIÓN

 

8.1 JUSTIFICACIÓN SOCIAL

Esta investigación servirá para dar a conocer como una organización quiere tener un sello de identificación dentro de un sector laboral en el cual pueden mostrar  la visión de su empresa, quizá sus objetivo, su ideología, o incluso sólo el gusto del tatuaje por parte de los integrantes de dicho grupo.

Se la vinculación entre tatuaje-sujetos(s) y la relación tatuaje- sujetos-empresa y el impacto que causa socialmente entre su ámbito laboral y comercial, ¿qué es lo que opinan sus clientes respecto a este símbolo de identidad del grupo?, ¿si influye o no  l que tengan tatuaje los integrantes de la empresa para ser clientes de la misma?, y sobre todo para saber  cuál es la participación del tatuaje en el ámbito social-empresarial como fenómeno de investigación y aporte cultural.

8.2 JUSTIFICACIÓN INSTITUCIONAL

Esta investigación dará otra visión del tatuaje utilizado como símbolo. Como investigadores de la UNAM buscamos un beneficio para nuestra propia institución, que nuestros compañeros tengan bases para seguir quizá con otros ámbitos que tengan relación al simbolismo corporal utilizando un lenguaje visual y vinculado con la comunicación.

 

8.3 JUSTIFICACIÓN CIENTÍFICA

La marca de la religión, el mito, las ideologías, las costumbres y fundamentalmente la marca de las clases sociales (“el cuerpo tatuado” a decir de Daniel Denis), son mediaciones que fundan el modo de pensar, el sentir y el usar los cuerpos. En las entrañas y en la piel además de sangre encontramos valores, juicios, mandatos o tradiciones que forman parte de las estructuras y la energética del organismo, dentro de lo cual la Imagen corporal sale al campo a jugar un juego complejo cruzado por la polisemia. Por ello y para referirnos a un algo aceptable, la definiremos como cualquier representación y/o presentación del cuerpo cargado de significantes y significados, incluidas la ausencia, la negación y el ocultamiento.

Lo que está implícito en la definición, son infinitos atributos asignados culturalmente que mutan con las épocas y los lugares. Pero además, mutan de acuerdo a nuestra posición particular de ser intérpretes o estar siendo interpretados en un constante diálogo. Las imágenes denuncian y anuncian aspectos de la realidad y constituyen un multifacético texto que es preciso descifrar, al fin y al cabo, no sólo una suma de órganos en funcionamiento es el cuerpo.

 

8.4 JUSTIFICACIÓN PERSONAL

 

Pensar algo respecto al cuerpo en sentido genérico, inevitablemente nos lleva a una abstracción compleja. Lo obvio es que existen los cuerpos vivos de cada uno de nosotros pero esa inmediatez aparente se diluye en la vida social, de tal manera, que lo concreto de nuestra carne y nuestros huesos, pasa a formar parte de un mundo simbólico construido en el contexto de las relaciones sociales y esta a su vez ser parte de un cierto grupo empresarial el cual se identifica por un tatuaje.

Un tatuaje sirve con referencia para saber un poco más sobre lo que quieren dar a conocer y crea una identidad sobre todo de equipo.

 

  1. 9.    MARCO TEÓRICO

 

Un tatuaje es una herida punzante en las capas profundas de tu piel, que se llena con tinta. Se realiza penetrando la piel con una aguja e inyectando tinta en la zona, generalmente creando algún tipo de diseño. La razón por la que los tatuajes duran tanto es que son profundos: la tinta no se inyecta en la epidermis (la capa superior de la piel que continuamos produciendo y cambiando a lo largo de toda la vida). Por el contrario, se inyecta en la dermis, que es la segunda capa de piel más profunda.

La pregunta es ¿Cuál sería la correlación del tatuaje al día de hoy?.
Una posible respuesta que hable de generalidades y no de un caso en particular describiría: la identidad juvenil, la atoafirmación, el culto de la imagen, el consumismo, la transgresión.

Aún más difícil de definir la tendencia al tatuaje es definir qué es ser joven hoy y que se tiene la libertad para hacerlo. Para ello son necesarios una serie de requisitos, entre ellos el declarar el fin de la infancia.

El tatuaje lo confirma, “de niño no podía hacerlo, hoy que no lo soy lo hago”, ganó esta pulseada con los padres de la infancia. O sea, al igual que en la antigüedad el tatuaje otorga un sentido de identidad (qué función cumple esa persona en la sociedad y que quiere representar con eso.

El término autoafirmación surge de las propias inseguridades del adolescente y se relaciona a lo ya descripto.

El culto de la imagen, aunque no trasportable a la antigüedad, también se relaciona con la noción de pertenencia que alude a la imagen. Hoy se encuentra potenciada por la educación de la T.V, cine, afiches, videoclips, pantallas computadoras; en definitiva el diseño gráfico. Hasta el packaging se ha convertido en una ciencia (en muchos productos se emplea mas recursos en el envoltorio que en el objeto en si).

En el consumismo, el común de la sociedad de consumo “consumo, luego existo”; el tatuaje es un bien de mercado y le caben las generales de la ley.   Existen tatuajes más caros, más glamorosos, más exóticos, en fin toda la escala de valores del consumismo.

Por último la trasgresión es el mecanismo mediante el cual el adolescente intenta provocar a los adultos, generando inquietud y molestias, quieren ser identificados, sentirse diferentes de los demás.

10. MARCO CONCEPTUAL

Tatuaje: a Real Academia de La Lengua, tatuaje significa: “Dibujo indeleble en la epidermis”. Los tatuajes son dibujos, de cualquier índole, los cuales son realizados en diversas zonas del cuerpo humano. Y decimos cualquier tipo de dibujo, ya que no existe una regla sobre que tatuaje realizarse. Los tatuajes son absolutamente subjetivos. Dependerán del gusto de la persona. No sólo su forma, sino que también su tamaño, colores a utilizar y la zona a tatuar. La mayoría de los tatuajes, son de color oscuro, ya que resaltan de mejor manera, en aquellas pieles un tanto oscuras y por sobretodo, en las más pálidas.

Los tatuajes, son realizados, mediante la rotura de la epidermis, con un objeto punzante, o sea, una aguja, la cual en su punta lleva tinta insoluble. Al ir rompiendo la piel, específicamente la epidermis, que es la primera capa de piel del cuerpo humano, estos tatuajes quedarán de manera indisoluble, en el cuerpo del tatuado. Es por lo mismo, que hay que comprender que los tatuajes son dibujos permanentes. No existen métodos mágicos para eliminarlos.

Cultura: Palabra que proviene del latín cultum, que significa cultivar. O sea, cultivar lo propio. Las raíces de cada pueblo. La cultura, son todas aquellas expresiones, que el hombre ha ido incorporando a la naturaleza. A la tierra como un todo. Nuestros pensamientos, nuestra arte, la arquitectura, la literatura, en fin, toda creación humana, es cultura. Se dice que cultura, es todo aquello que un hombre necesita saber, para poder actuar de manera correcta, dentro de un grupo social. Por lo mismo, a veces, cuando vamos a otros países, podemos cometer ciertos errores de procedimiento. Ya que nosotros, no compartimos los mismos códigos culturales.

En la época moderna, que el concepto de cultura, se amplió de manera definitiva. Primero, laicizándolo y luego quitándole su carácter aristocrático. Ya que diversas materias, presionaron para que fueran incluidas, dentro del concepto de cultura. Es por lo mismo, que al principio se dijo que cultura, es todo aquel conocimiento, que permite al ser humano desenvolverse en un grupo social, de buena manera. Ya que con la apertura del concepto cultura, se buscó una formación de vida más rica en conocimientos al igual que un equilibrio, dentro de las materias o actividades insertas dentro del concepto cultura.

Arte: La definición de arte establece que el mismo es una disciplina o actividad, pero en un sentido más amplio del concepto, decimos que el talento o habilidad que se requiere para ejercerlo está siempre situada en un contexto literario, musical, visual o de puesta en escena. El arte involucra tanto a las personas que lo practican como a quienes lo observan; la experiencia que vivimos a través del mismo puede ser del tipo intelectual, emocional, estético o bien una mezcla de todos ellos.

En la mayoría de las sociedades y civilizaciones, el arte ha combinado la función práctica con la estética, pero en el siglo XVIII, el mundo occidental decidió distinguir el arte como un valor estético que, al mismo tiempo, contaba con una función práctica. Si buscamos una definición de arte de índole más “pura”, decimos que es un medio por el cual un individuo expresa sentimientos, pensamientos e ideas; es así como vemos a este conjunto plasmado en pinturas, esculturas, letras de canciones, película y libros. Las bellas artes centran su interés en la estética, nos referimos a la pintura, danza, música, escultura y arquitectura; las artes decorativas suelen ser utilitarias, es decir “útiles” específicamente.

Expresión: etimológicamente, movimiento del interior hacia el exterior, es decir, una presión hacia afuera, es la demostración de ideas o sentimientos. La expresión puede quedar como un acto íntimo del que se expresa o transformarse en un mensaje que un emisor transmite a un receptor, con lo que se convierte en comunicación.

Sociedad: Conjunto de personas que se relacionan entre sí de acuerdo a unas determinadas reglas de organización jurídicas y consuetudinarias, y que comparten una misma cultura o civilización en un espacio o un tiempo determinados.

La sociedad es un conjunto de individuos  que comparten una cultura con sus conductas y fines, y que interactúan entre sí para formar una comunidad. Aunque las sociedades más desarrolladas son las humanas  (de cuyo estudio se encargan ciencias sociales como la sociología y la antropología), también existen las sociedades animales (estudiadas por la sociobiología o la etología social).

Las sociedades humanas son formadas por entidades poblacionales  cuyos habitantes y su entorno se interrelacionan en un proyecto común que les otorga una identidad de pertenencia. El concepto también implica que el grupo comparte lazos ideológicos, económicos y políticos. Al momento de analizar una sociedad, se tienen en cuenta factores como el grado de desarrollo, la tecnología alcanzada y la calidad de vida.

Identidad: La identidad, definida principalmente desde la Psicología, se comprende como aquel núcleo del cuál se conforma el yo. Se trata de un núcleo fijo y coherente que junto a la razón le permiten al ser humano interactuar con otros individuos presentes en el medio.

La identidad humana se configura a partir de la interacción con el medio y el funcionamiento individual propio del sujeto, formándose entre ellos una tensión dinámica que guía la configuración de la identidad hacia una dirección determinada. Gracias a esto es posible que el ser humano sea capaz de notar, que más allá de lo que es, forma parte de un algo mayor fuera de si mismo.

La formación de la identidad sólo se realiza en función de la interacción con el medio externo, ya que en una situación de aislamiento, las características individuales resultan absolutamente irrelevantes y transparentes. Es sólo en relación a la interacción con los otros significativos que las diferencias y características individuales adquieren valor y se comportan como un aporte para la interacción social.

Cultura e identidad: Se puede esperar poco de una sociedad donde priva la conveniencia sobre la autorrealización, sálvese quien pueda sobre los valores. La cultura establece directrices; un poder central fuerte, articula la identidad según la distancia con el centro. La cultura de la función crea identidades: soy contador, abogado, obrero. La cultura de la tarea acentúa el proyecto y cuando este concluye sobreviene la desorientación. La cultura del individuo como centro de todo, es la categoría del consultor.

Código: Un código es un conjunto de signos de la misma naturaleza regidos por unas reglas que permiten formarlos y combinarlos. Es importante compartir el mismo código entre emisor y receptor como base de entendimiento, por lo que es fundamental saber aprovechar el código propio de cada canal para transmitir el mensaje que se quiere y poder provocar así la reacción que se desee. Tan importante como puede ser el canal entre emisor y receptor o que estos dos interlocutores compartan el mismo idioma o lenguaje es que las partes que intervienen en la comunicación compartan significados (plano del contenido) y significantes (plano de expresión).

 

Símbolo: e llama símbolo a toda imagen, figura o divisa que posee una significación convencional. En términos semióticos, el símbolo es un signo que, de acuerdo a la clasificación de Peirce posee siempre una relación arbitraria entre significado y significante, a diferencia del ícono cuya relación es de semejanza y el índice, caracterizado por la causalidad

Significado: El significado es el contenido o el concepto al que hace referencia el significante. Está en la mente del individuo.

Significante: El significante es una imagen acústica que en la escritura se representa por grafía o letras.

* Siempre hay una relación significante-significado, ya que cada significante tiene un significado.

 

 

 

  1. 11.  MARCO METODOLÓGICO (CUANTITATIVO)

El presente estudio es de carácter descriptivo e interpretativo, ya que se pretende determinar como el tatuaje es vinculado como identificación simbólica dentro de un grupo social,  dándole una reinterpretación como un código común de identidad entre, grupo social.

  • Se seleccionará a una muestra de la población con base en criterios de disposición, tolerancia y respeto hacia las interrogantes que se le presenten, en donde se observaran las formas simbólicas impregnadas en la piel,  entre donde se pueden encontrar jóvenes, adultos, integrantes del grupo social.
  • Se utilizara las técnicas de entrevistas, encuestas e observación con el fin de indagar sobre la identificación de los miembros de grupos a través del Tatuaje.

POBLACIÓN Y MUESTRA

La población que tomaremos de información estará conformada por los integrantes del grupo a estudiar.

 

 

12. MARCO METODOLÓGICO ( CUALITATIVO )

En este apartado de la investigación, señalaremos el tipo de investigación que se realizara para poder alcanzar el fin de la nuestra investigación.

La que si llevaremos a acabo será la investigación de la acción donde solo nos preocuparíamos por resumir la relación de identidad, necesaria para construir una teoría acerca de la vinculación, significado de los símbolos utilizados y como son tomados como un código de identificación entre los miembros de la banda, grupo social.

Igualmente podríamos utilizar la investigaron etnográfica, la cual seria la mismas que la investigación de acción, ya que se basa en la observación de una determinada comunidad, pero lo que cambia seria la utilización de instrumentos para poder obtener una información mas completa en dicha investigación.

 

 

13. MARCO DE TÉCNICA DE RECOLECCIÓN DE DATOS

Para poder llevar a acabo la recolección de datos para esta investigación, necesitaremos de una técnica básica para el proceso de investigación, la entrevista para poder conocer más acerca de estos métodos de identificación, e interpretativo de esta forma simbólica, para conocer el como los individuos llamados coloquialmente “ normales“ dan sus opiniones personales acerca de los tatuajes ( formas simbólicas ), que relacionan a los chicos , bandas o pertenecientes a algún grupo social u delictivo.

ENTREVISTA U ENCUESTA

–       ¿Perteneces a alguna, banda, grupo social?

–       Nombre del grupo

–       Requisitos para pertenecer a dicho grupo.

–       ¿Por qué decidieron tatuarse?

–       ¿Como te identificas con el grupo, banda al que perteneces?

–       ¿Qué significación tiene este símbolo para ustedes?

–       ¿Que tratan de comunicar con este símbolo?

–       ¿Como crees que los observa la sociedad, ante estas formas simbólicas

(tatuajes), si conocen su significación?

–       ¿Han sufrido discriminación por tener tatuaje(s)?

14. MARCO SOCIO-HISTÓRICO

Tatuar es “grabar dibujos en la piel humana con sustancias colorantes”.  El origen de la palabra es dudoso pero se cree que proviene de la isla de Tahiti en la Polinesia “ta”, significa “golpear”, y de “tau-tau”, que es el sonido producido por el golpeteo de un hueso contra otro.

El Tatuaje tiene connotaciones sociológicas, antropológicas y psicológicas y está ligado a la política, a lo social y cultural.
Su Significado y Simbolismo es riquísimo y apasionante. Describiremos los más importantes y luego haremos una breve cronología histórica.

Es difícil dar cuenta desde la psicología clínica sobre algún tipo de generalización. Nuestra praxis se basa en las diferencias individuales y no en las generalizaciones. Pero intentaré generalizar sobre el “tatuaje”.

En su origen el tatuaje indicaba que tipo de función tenía esa persona en la sociedad. Cuanto más linaje, más importantes eran y hasta llegaban a describir ancestros, lugar de origen, batallas peleadas, etc. Luego los marinos los copiaron (1700) al grabar el nombre de su barco, una manera de saber a que nave pertenecía un cuerpo flotando en el mar.  Luego se hicieron dibujos de lugares donde habían estado y afectos que habían dejado (el nombre de su amada, la bandera de su patria, alguna misión que habían adoptado, etc.). En las décadas de 1950-60 se le agregó el uso de disimular (maquillar) las cicatrices (escraches) de las personas que se inyectaban sustancias psicoactivas.

 

LA PROFESIONALIZACIÓN

En México la profesionalización de ésta práctica se remonta quizá a unos 20 años atrás, cuando se instalaron los primeros estudios o locales en la Ciudad de México y en Guadalajara, Jalisco.

Antes, recordaron se hacía de manera rudimentaria, amateur, con instrumentos y preparación para el trazado de figuras deficientes, que por lo general se había aprendido en las calles, los barrios o en la cárcel.

Sobre el punto, el tatuador con 15 años de experiencia Alan Cruz, conocido como “El Muerto”, dijo que para hacer una relación de esta práctica se debe tomar en cuenta “el antes y el después de la profesionalización” en el país.

Añadió que antes de la instalación de los primeros locales se llevaba a cabo una práctica que ahora se conoce como “la vieja escuela”, a la que pertenecen tatuadores que de manera empírica y rudimentaria aprendieron la técnica.

Estas personas fuero, a su vez, influenciados por el estilo estadounidense, principalmente de la ciudad de Los Ángeles, en California.

 

LA VIEJA ESCUELA

“La vieja escuela son los que aprendieron en la calle, en sus barrios e incluso en la cárcel, y por lo mismo no había una técnica ni medidas de seguridad adecuadas; además, la iconografía era muy básica, como corazones, rosas, dagas y dragones”, indicó Cruz, quien estudió artes visuales.

En ese tiempo, en la década de los 80, el tatuaje era una práctica a la que, por lo general, acudían habitantes de sectores marginales de la sociedad, como ex presidiarios, que dependiendo del delito cometido era la imagen.

Después se trasladó a los barrios populares, como Tepito o Neza (Estado de México), y también dependiendo de la banda a la que se pertenecía se hacía el tatuaje.

Los chicanos, ya que ellos fueron los que trajeron esa práctica a México.

Mientras que al haber una difusión mayor del tatuaje, tanto de la técnica como de la iconografía, comenzaron abrirse estudios y, con ellos, la práctica mejoró y se adquirieron medidas de seguridad más higiénicas.

 

LA NUEVA ESCUELA

De ahí que con la profesionalización llegó “la nueva escuela”, compuesta según Cruz por tatuadores que aprendieron de “la vieja”, pero con trazos más finos y artísticos debido a que eran jóvenes con estudios en artes visuales o plásticas, dibujo e incluso dermatología.

“La nueva escuela se formó en la academia, en carreras que tienen que ver con el tatuaje, o también por su cuenta estudiaban en revistas y libros los orígenes en otros países o culturas, como en las tribus de Nueva Zelanda”, anotó.

Esa nueva generación empezó a plasmar imágenes en el cuerpo humano de una manera más profesional, lo quien atrajo a nuevas personas, “como fue mi caso, porque había más aceptación, entonces ya no era propiamente de los marginados sino inició a extenderse a todos los sectores”.

El reconocido tatuador comentó que “la nueva escuela” busca retomar imágenes de la cultura mexicana, sobre todo las prehispánicas, como parte de las raíces y la identidad propias.

Por ello, como país “somos una potencia en iconografía, por lo tanto no podemos permitir que otras tendencias, como la japonesa y estadounidense, se apoderen (del ámbito nacional), por eso queremos que resurgan las imágenes mexicanas”, aseveró Cruz, quien tiene 25 gráficos en su piel.

Al respecto, “Beto”, perforador profesional y quien tiene el 60 por ciento de su cuerpo tatuado con motivos mexicanos, dijo que el motivo para plasmarse esas figuras fue el identificarse con sus raíces, ya que algo que se va a traer permanentemente en el cuerpo debe ser significativo.

“Mi familia es de origen purépecha y de ello partí para que me tatuaran deidades prehispánicas y como soy mexicano, también llevo en mi lienzo vivo (cuerpo) calaveritas de dulce y luchadores, entre otros” motivos, anotó.

 

IDENTIDAD NACIONAL

Coincidió en que en los últimos años el tatuaje que se hace en México adquiere identidad propia a nivel nacional, debido al regreso que hay en el gusto por la cultura autóctona, lo que también se protecta en el extranjero.

“Beto” ha participado en exposiciones de tatuajes en Europa como representante del trabajo que se hace en el país, el cual, aseguró él mismo, es cada vez más aceptado e incluso en otros países han llevado a cabo concursos con categorías de “íconos mexicanos”.

Sin embargo, para “Alfredo”, mejor conocido como “El Carro”, tatuador desde hace 10 años, no hay una identidad propia en el tatuaje mexicano, lo que para él se debe a que la profesionalización de esta práctica lleva poco tiempo como para hablar de un estilo autóctono.

Aclaró que, a pesar de que en su opinión no se ha consolidado el tatuaje propio del país, cada vez hay más gente que ha dejado de lado los dragones o los demonios de tazmania por las pirámides, símbolos y guerreros aztecas y de otras culturas prehispánicas.

Coincidió en que con la inserción de “la nueva escuela” el tatuaje se ha abierto a otros sectores, aunque siguen teniendo más gráficos en su piel los sectores pertenecientes a lo que el sociólogo francés Michel Maffesoli definió como “tribus urbanas”: cholos, punks o darks.

De ahí que en cuanto existan cambios en la sociedad que permitan la aceptación de prácticas que antes rechazaban, el tatuaje también se abrirá, tanto a nuevas técnicas y motivos como incluso a los sectores femeninos.

Al respecto, cabe anotar que no obstante que uno de los vestigios más antiguos del tatuaje fue encontrado en la imagen de una diosa egipcia, en la actualidad aún no es bien aceptada una mujer con gráficos en la piel.

 


  1. 15.         ESQUEMA-ÍNDICE TENTATIVO
  1. INTRODUCCIÓN
  1. ANTECEDENTES DEL PROBLEMA

3. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

  3.1 DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

  3.2 DEFINICIÓN DEL TEMA

  3.3 PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

  3.4 PREGUNTA GENERAL DE INVESTIGACIÓN

4. OBJETIVOS

  4.1 OBJETIVOS PARTICULARES

  4.2 OBJETIVO GENERAL DE INVESTIGACIÓN

5. HIPÓTESIS

6. VARIABLES

  6.1 VARIABLES INDEPENDIENTES

  6.2 VARIABLES DEPENDIENTES

7. DELIMITACIÓN

  7.1 TEMPORALIDAD

  7.2 ESPACIO

  7.3 OBJETO Y SUJETO

  7.4 DELIMITACIÓN TEÓRICA METODOLÓGICA

8. JUSTIFICACIÓN

  8.1 JUSTIFICACIÓN SOCIAL

  8.2 JUSTIFICACIÓN INSTITUCIONAL

  8.3 JUSTIFICACIÓN CIENTÍFICA

  8.4 JUSTIFICACIÓN PERSONAL

9. MARCO TEÓRICO

10. MARCO CONTEXTUAL

11. MARCO METODOLÓGICO

12. MARCO TÉCNICO

13. MARCO SOCIO-HISTÓRICO

14. ÍNDICE TENTATIVO

15. CRONOGRAMA

16. BIBLIOGRAFÍA

17. ANEXOS

18. RECURSOS HUMANOS

18.1 GASTOS

18.2 COSTOS

16. CRONOGRAMA

1.Selección del tema 5.Delimitación del tema y creación de una hipótesis
2.Estado del arte:Ingrid Campuzano: Visita a UAM XochimilcoMarco Tercero: Visita a CU

Jokabeth Cabañas: Visita a CU

Josué Espiricueta: Visita a la Ibero

6.Busqueda del objeto de estudio
3.Planteamiento de preguntas 7.Diseño de investigación
4.Elección de la pregunta general de la investigación 8.Resolución de problemas durante el desarrollo del proyecto
  1. 17.  BIBLIOGRAFÍA

–       Juventud y tatuaje, Canuto García Gustavo. Junio 2009 Archivo Histórico de UAM Xochimilco.

 

–       El tatuaje como discurso: La experiencia inscrita en el cuerpo, Linares Alvarencia Karina Lisseth y Valadez Hernández Juan Antonio. Marzo 2009 Archivo Histórico de UAM Xochimilco.

 

–       Tatuaje, dolor y su relación en la construcción de la subjetividad, Ventura Castro Carlos Fernando, Mayo 2008 Archivo Histórico de UAM Xochimilco.

 

–       Consumo cultural que realizan los jóvenes de ciencias de la comunicación de la Universidad de Occidente, Meneses Rodríguez Blanca Julia, 2005 Universidad Iberoamericana.

 

–       http://kidshealth.org/teen/en_espanol/cuerpo/safe_tattooing_esp.html

–       http://www.cpcba.com.ar/mensaje_del_tatuaje.html

–       http://www.cuerpoyarte.com/2011-03-24/26573/tatuajes-de-alex-gray/

–       http://www.mexicotop.com/article/El+tatuaje

–       http://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=644

18. RECURSOS HUMANOS

 

MONSERRAT JOKABETH CABAÑAS MORALES

Estudiante de 6º semestre en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, 20 años, miembro activo de Conoscenza. Ubicación: Tlalnepantla, Edo. México.

INGRID ANAID CAMPUZANO MAGO

Estudiante de 6º semestre en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, 21 años, miembro activo de Conoscenza. Ubicación: Tultepec, Edo. México.

 

JOSUÉ ESPIRICUETA JUAREZ

Estudiante de 6º semestre en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, miembro activo de Conoscenza. Ubicación: Distrito Federal.

 

MARCO ANTONIO TERCERO PÉREZ

Estudiante de 6º semestre en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, 22 años, miembro activo de Conoscenza. Ubicación: Nicolás Romero, Edo. México.

18.1 GASTOS

 

– Personal: $16,000

– Transporte: $3,000

– Papelería: $5,000

– Otros gastos: $3,000

$27,000

18.2 COSTOS

 

$60,000